Visita al Palacio Real de Riofrío y sus bosques en Segovia

0

Riofrío, un Palacio Real para una Reina viuda.

A escasos 11 kilómetros del Palacio de La Granja de San Idelfonso, se encuentra este Palacio Real, iniciativa de una de las reinas con más personalidad de cuantas ha habido en España. Isabel de Farnesio. Un buen Palacio dieciochesco, rodeado de bosques habitados por varios centenares de gamos y ciervos.

El origen del Palacio Real de Riofrío.

Parece que antes de su construcción Felipe V había realizado batidas de caza por esta zona, tal vez por ello su viuda, Isabel de Farnesio adquirió estos terrenos en 1751 al Marqués de Paredes.

El entorno del Palacio Real de Riofrío siempre estuvo vinciulado a la actividad cinegética de la Casa Real

El entorno del Palacio Real de Riofrío siempre estuvo vinciulado a la actividad cinegética de la Casa Real

En 1746 había fallecido Felipe V , su sucesor Fernando VI, hijo de la primera mujer de Felipe V permitió que Isabel de Farnesio permaneciera en España siempre y cuando no fuera en la Corte. Por eso la señora se mandó construir esta chocita.

Isabel Y Felipe V. Van Loo deja claro en este cuadro quien manda de verdad.

Isabel Y Felipe V. Louis Michel Van Loo deja claro en este cuadro quien manda de verdad.

Un proyecto truncado.

El proyecto era muy superior a lo que hoy conocemos, pues estaba previsto construir un teatro, un convento e iglesia, cuarteles de guardia de Corps, caballerizas, casa de oficios y suntuosos jardines con fuentes etc.

Pero la muerte de Fernando VI sin descendencia, colocó la corona sobre la testa del hijo mayor de Isabel de Farnesio, Carlos III.  Así que la ilustre parmesana regreso a la Corte y se desentendió de su proyecto palaciego por completo.

Al fallecer Isabel de Farnesio en 1766, se incorporó al patrimonio de la corona, al igual que la colección de arte de la reina madre, que hoy representa un trozo significativo de los cuadros que cuelgan en el Museo del Prado y muchos palacios reales. Isabel de Farnesio fue una de las compradoras de arte más compulsivas de la historia de España.

El extraño caso de la pareja que no vivia junta, pero tuvó diecinueve hijos.

El palacio quedo como pabellón de caza hasta que en el siglo XIX fue empleado como residencia por el marido de Isabel II, Don Francisco de Asís.

Francisco de Asís e Isabel II

Francisco de Asís e Isabel II

Llegados a este punto hemos de preguntar que pensara un extranjero, o alguien sin conocimientos de historia de España, sobre las explicaciones de los guías de Patrimonio Nacional.

Según estos Francisco de Asís residió en el Palacio Real pues no vivía junto a la Reina. Hasta aquí nada raro.

Pero según pasamos salas y explicaciones, descubrimos que Isabel II tuvo 19 hijos. ¡Caramba! El amigo Francisco de Asís era un picha brava, donde ponía el ojo ponía la bala, 19 hijos sin vivir juntos, eso se llama aprovechar las ocasiones.

A lo largo de las salas vemos algún cuadro de Don Alfonso XII. Se nos informa que es el hijo de Isabel II, pero ni palabra del padre, pues nada, entendemos que de su marido, don Francisco de Asís.

En fin bromas aparte, ¿en los tiempos actuales, es necesario ocultar la historia? Hay algún problema en decir que Francisco de Asís era homosexual. Que Isabel II se tiró a todo el estado mayor de la defensa, y su Guardia de Corps, cantantes, artistas, políticos etc. Que el padre del tatarabuelo de nuestro actual rey era un aristócrata valenciano, Enrique Puigmolto. Creo que ya somos mayorcitos.

Una de las 89 laminas de la serie "Los borbones en Pelota" pintadas por Valeriano Bécquer y con Textos de Gustavo Adolfo Bécquer.

Una de las 89 laminas de la serie “Los borbones en Pelota” pintadas por Valeriano Bécquer y con textos de Gustavo Adolfo Bécquer. Isabel II con su intendente Carlos Marfori. Fco de Asís les asiste. A la derecha espera un batallón de guardia.

Tras el reinado de Isabel II y el paréntesis del sexenio revolucionario, el Palacio Real solo fue usado durante cuatro meses por Alfonso XII que vino a llorar las penas por la muerte de María de las Mercedes. Tras este episodio quedo como pabellón de caza del Estado, empleado en ocasiones por el dictador Francisco Franco.

El Museo de la Caza.

Cuando el Palacio fue hecho museo de Patrimonio Nacional, se ubicó el Museo de la Caza y muchos de los muebles fueron trasladados al Palacio Real de La Granja para mayor ornato del mismo, ya que Patrimonio quiso darle más prestancia.

Utensilios de caza de tiempos de Carlos V.

Utensilios de caza de tiempos de Carlos V. Foto robada de extranjis pues están prohubidas en el interior.

El lugar es adecuado por la gran relación entre el ejercicio de la caza y este Real Sitio, destacan las piezas con más antigüedad por su valor histórico. Pero lo más llamativo son sus 28 diaporamas con animales disecados. Estos diaporamas fueron realizados por el destacado taxidermista de mediados del siglo XX José Luis Benedito López. Hoy sin embargo muchas personas pueden considerar el museo algo incorrecto, o incluso casposo.

El Palacio Real de Riofrío. Su arquitectura.

Fachada Neoclasica del Palacio Real de Riofrío

Fachada Neoclasica del Palacio Real de Riofrío

El Palacio Real que vemos hoy se construyó en el tiempo record de 7 años, basado en un proyecto de Virgilio Rabaglio , discípulo del notable y famoso Santiago Bonavía. La decoración del Palacio Real se deba a Pedro Seximi.

El edificio se inspira ligeramente en el Palacio Real de Madrid, es de planta cuadrada con patio central.

Patio Central del Palacio Real

Patio Central del Palacio Real

Desde este se accede a las escaleras imperiales, uno de los elementos arquitectónicos más originales del conjunto.

Escaleras imperiales del Palacio Real

Escaleras imperiales del Palacio Real

Las estancias están decoradas cada una de forma diferente, vemos estancias de Isabel de Farnesio, de Francisco de Asís, y de Alfonso XII, comedores, salas de billar etc.

Los bosques de Riofrío

Sin duda el otro gran atractivo del lugar son sus bosques. Estos albergan casi un millar de ciervos y gamos. Al no existir caza hay riesgo de sobrepoblación por lo que Patrimonio Nacional vende un buen puñado de ellos anualmente. La suerte que corran las piezas vendidas no te lo dicen.

Avistar ciervos como en esta imagen es relativamente comun.

Avistar ciervos como en esta imagen es relativamente comun.

Junto al Palacio hay espacios habilitados para picnic, y aunque no hay cien por cien de certeza, es bastante fácil avistar a los ciervos y gamos dada su abundante población.

El Palacio desde las zonas de "picnic"

El Palacio desde las zonas de “picnic”

INFORMACION PRÁCTICA

Puerta de acceso de visitas

Puerta de acceso de visitas

Palacio Real de Riofrio.

Información de la web de Patrimonio Nacional

Horario.

Palacio

Octubre a Marzo: Martes a Domingo de 10 :00 a 18:00

Abril a Septiembre: Martes a Domingo de 10 :00 a 20:00

Bosques

De 8:00 hasta la puesta de sol.

Accesibilidad para personas de movilidad reducida y sillas de ruedas.

Tarifa.

Basica 4€

Reducida 2€

Gratuita: Condiciones aquí.

Acceso con vehículo propio a los bosques: 4€

Llegar a Riofrío.

Palacio Real de Riofrío. 40420. La Granja de San Ildefonso (Segovia).

 En coche:

  • A-VI a Villalba y M-601 a La Granja y allí la SGF-7133
  • A-6 a San Rafael, AP-6 (túnel de Guadarrama y AP-61c a Segovia y SG-724 a Riofrío

En tren:

  • Madrid – Navas de Riofrío desde Chamartin o Atocha, apeadero y 1km andando hasta los bosques
  • AVE Madrid-Segovia-Valladolid
Acceso con vehiculo

Acceso con vehiculo

 

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados