Que ver en Llanes. Una villa marinera medieval.

0

Llanes. Historia y Monumentos.

 Llanes es una preciosa y turística localidad de la costa Este de Asturias. Situada 92 km al Oeste de Santander, y 103 Km al este de Oviedo.  Hoy la ciudad ofrece un casco histórico medieval, un animado centro con una notable oferta de tabernas y sidrerías, pequeñas pero animadas playas, un pintoresco puerto pesquero, una pequeña ría que se adentra en el pueblo,  y unas excelentes vistas al mar con los acantilados de la costa cantábrica. Una magnífica oferta que aúna la cultura y el disfrute de la naturaleza, sin olvidar el ocio y la buena mesa.

Llanes. Historia y Monumentos.

Plaza de Cristo Rey en Llanes.

Unas pinceladas históricas.

 Llanes obtuvo su fuero en 1206 de manos de Alfonso IX. De su pasado medieval se mantienen algunos restos de la muralla. Parte de ellos en muy buen estado como los que dan a la playa del Sablón. Un poco más arriba de la playa del Sablón, se aprecian tras los resto de muralla otras ruinas importantes. Son las del Palacio de los Duques de Estrada, un edificio de finales del siglo XVIII que debió de ser el más monumental de toda la ciudad.  El palacio fue saqueado por los franceses durante la guerra de la Independencia y actualmente presenta un estado deplorable, sin que los planes que hablan de poner en valor la finca se hayan puesto en ejecución.

El Torreón de Llanes

Torreón de Llanes

Torreón de Llanes

 Más pequeño pero mucho mejor conservado es el torreón de Llanes, ubicado en uno de los lienzos de la muralla, actualmente alberga la oficina de turismo, y es un buen punto para iniciar un recorrido por la localidad.  La torre de Llanes es monumento nacional desde 1876.

  Si proseguimos por la calle Posada Herrera donde se encuentra el Torreón y que conduce a la Iglesia de Santa Maria del Conceju, llegaremos a la casa natal de este político y jurista del siglo XIX, una casona de finales del siglo XVII en perfecto estado y que hoy da cobijo a la Biblioteca, Archivo Municipal y Casa de Cultura.

Santa Maria del Conceju

 Justo enfrente tenemos el edificio religioso medieval más notable de Llanes, la Basilica de Santa maria del Conceju. Se trata de un templo gótico superpuesto a uno románico. A pesar de su factura gótica, a primera vista es la reminiscencia románica lo primero que apreciamos, gracias a sus dos portadas. La oeste con siete arquivoltas sobre columnas con capiteles, es la más antigua y justo encima de ella se puede apreciar una ventana geminada del mismo periodo.

Basílica de santa María del Conceju

Basílica de Santa María del Conceju

 La fachada Sur presenta la entrada principal con cinco arquivoltas profusamente decoradas, aunque ya muy desgastadas por la erosión.  Esta puerta se encuentra protegida por un pórtico del siglo XVI.

Pórtico de Santa María del Conceju

Pórtico de Santa María del Conceju

 En cambio en el interior la factura gótica es la protagonista. Con tres naves y tres ábsides más sus bóvedas de crucería y tracerías ojivales. Destaca un soberbio retablo plateresco construido a principios del siglo XVI.

 La Iglesia fue iniciada a instancias del propio pueblo de Llanes en 1240 y se concluyó en 1480, actualmente sigue siendo propiedad del patronato de la villa y no del clero.

La casa del Cercau y el obispo Pedro Junco Posada

Llanes Palacio del El Cercau

Llanes Palacio del El Cercau

 Esta condición de propiedad municipal de la iglesia tiene mucho que ver con la historia de la Casa del Cercau, situada al este de la basílica, y cerrada por una parte de la muralla. Contiene un gran edificio renacentista mandado construir por el obispo Pedro Junco Posada, miembro destacado de la santa Inquisición, quien quiso ser enterrado en la basílica pero el pueblo (dueño de la basilica) se opuso. No contento con la negativa el obispo construyo este Palacio y una capilla anexa donde fue enterrado.

 Finalmente unos siglos después, el Obispo se salió con la suya, y a mediados del siglo XX fueron trasladados sus restos a la basílica. (Supongo que no es necesario explicar el contexto español a mediados del siglo XX para entender este traslado).

La Calle Mayor

 Un par de calles más al sur de la basílica se accede a la calle mayor, centro neurálgico de la ciudad donde se concentra el principal comercio, y la más que amplia oferta de sidrerías y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía local.

Llanes sidrerías

Sidrerías a lo largo de la calle mayor

Junto a las modernas atracciones mencionadas, la calle aparece salpicada de algunos edificios medievales y renacentistas supervivientes a los incendios que padeció la villa. Destaca por su historia, la placa que recuerda a la casa de Juan Pariente, lugar donde se alojara Carlos V en 1517 cuando llego a tomar posesión de estos reinos, según la crónica de Laurent Vital.

ventana conopial

 Según avanzamos hacia el puerto podemos apreciar algunos edificios medievales con sus ventanas geminadas, o con arco conopial. El más notable es el Palacio de Gastañaga en la desembocadura de la calle Mayor sobre la Plaza de Santa Ana. Es un palacio reconstruido en el siglo XVII manteniendo su aspecto medieval con diversas ventanas de disposición irregular, con arco de medio punto y geminadas.

La referida Plaza de Santa Ana es uno de los rincones más pintorescos del casco antiguo y al Palacio de Gastañaga suma la capilla de Santa Ana del siglo XVI y la llamada Casa de la Ballena. Llamada asi por ser el lugar donde se despiezaban y subastaban las ballenas, actividad bastante importante en Llanes hasta el siglo XVIII.

Plaza de Santa Ana

Plaza de Santa Ana

La ría de Llanes (o río)

Poco después de pasar la plaza de Santa Ana nos acercamos al puerto pesquero y podemos disfrutar de la visión del pequeño brazo de mar que se adentra formando la ría de Llanes, si bien también se le considera rio, concretamente el río Carrocedo pero parece obvio que es el mar quien aporta más agua. Allí se disponen docenas de embarcaciones de recreo, y antes de llegar a mar abierto se encuentran los grandes barcos pesqueros herederos de la tradición llanisca de hombres de mar.

Ría de Llanes

Ría de Llanes

Los cubos de la memoria

 Estos barcos se encuentran protegidos por un largo espigón que se ha convertido en la más famosa postal de Llanes e incluso una de las más famosas de Asturias.

 Son los conocidos cubos de la memoria del artista vasco Agustín Ibarrola. Se trata de una gran obra ejecutada sobre los grandes bloques de hormigón que rodean el espigón del puerto llanisco.

Cubos de la memoria de Agustín Ibarrola

Cubos de la memoria de Agustín Ibarrola

 La superficie de estos bloques se pintó a finales del 2001 con motivos de muy diversa clase que pretenden representar la cultura y la historia de los llaniscos. La obra es una gigantesca escultura, digamos que poliédrica pues puede ser observada desde muchos puntos de vista, de lejos, de cerca, desde tierra, desde el mar y en todos los casos con un potente impacto visual.

Los ataques corsarios

Al inicio del espigón, en dirección a la playa del Sablón, quedan restos de la fortificación construida para la defensa de la villa ante los frecuentes ataques corsarios de ingleses, holandeses y franceses. Allí se encuentran los dos cañones que Felipe II mando emplazar en 1574 para la defensa de la villa. Misión que a partir de esa fecha cumplieron con efectividad repeliendo varios ataques, llegando los llaniscos a solicitar la patente de corso al rey.

Cañones de 1574 en Llanes

Los hijos del bloguero aprestan la cureña del cañón para la defensa de Llanes

Llanes indiana.

Después de ser una villa medieval fortificada, pero antes de tener unos cubos de la memoria hubo un periodo entre el siglo XIX y el XX en que floreció la llamada arquitectura indiana. Aquella producida por los emigrantes que consiguieron hacer fortuna en América (“las indias”) y deseaban tener una residencia acorde a su recien adquirida opulencia, en la que residir tras su aventura transatlántica. Aunque no es una arquitectura exclusiva de Asturias, hay también buenos ejemplos en Galicia y Cantabria, es en aquella comunidad donde se encuentran los ejemplos más numerosos y notables, siendo Llanes una de las localidades con mayor patrimonio indiano, junto con Ribadesella.

El Casino

 De los ejemplos Llaniscos destaca el Casino, una construcción ecléctica con elementos modernistas y art noveau, realizada a principios del siglo XX con elementos acordes a la moda del momento como los mascarones femeninos, los techos de escayola, espejos venecianos y en general todo muy recargado tanto en el interior como en el exterior.

Casino de Llanes

Casino de Llanes

 El Casino se promovió por la Sociedad Casino de Llanes en 1910 y lo diseño el arquitecto Juan Álvarez de Mendoza creando un lugar de esparcimiento y recreo adaptada a los gustos de los indianos.

El obligado colofón.

Escanciando sidra en Llanes

Escanciando sidra en Llanes

Finalmente, como todo paseo abre el apetito, regresamos a la calle mayor donde como ya señale la historia ha quedado soterrada por el turismo, en forma de tiendas de artesanía souvenirs y sobretodo sidrerías. Y aunque he dedicado el día a explorar Llanes, no voy a dedicar demasiado tiempo a explorar su gastronomía pues he decidido apostar a caballo ganador, así que originalidades aparte he pedido fabada y sidra. “pa que complicarme la vida”.

fabada asturiana

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados