Nápoles (IV); De Piazza Plebiscito a San Severo

0

Recorriendo la huella de España en Nápoles.

Continuando nuestro itinerario desde donde lo dejamos el post anterior, en Vía Toledo muy cerca de Piazza Trieste y Trento, y frente a la llamativa entrada de la Galería Umberto I Finalizada en 1890 siguiendo la moda impuesta por la galería Vittorio Emanuele de Milán. Se trata de una galería con cuatro alas que se cruzan en una cúpula octogonal, hoy sigue siendo un centro comercial, donde los comerciantes se llaman Zara, HM, Nike, etc.

91-galeria

Uno de los brazos de la Galería Umberto I desemboca frente a la puerta principal del Teatro San Carlos, uno de los principales templos melómanos del mundo.

Un teatro construido en tiempo récord por orden de Carlos VII de Nápoles, (Luego Carlos III de España) durante 1737. Es el mas antiguo teatro de la ópera, superando a los conocidos Scala de Milán y Fenice de Venecia. Su rápida construcción se financio en buena parte gracias a la venta de las cuatro primeras filas de palcos, situadas próximas al Palco Real.

En sus primeros tiempos se hizo famoso por genero un muy napolitano, la ópera bufa, y por sus grandes divos del canto, incluyendo los “castrati”, como el popular Farinelli, que acabaría en España cantándole nanas a Felipe V.

La importancia de los cuatro conservatorios de música de la ciudad y su teatro fue tal que hasta aquí llegaron compositores de la talla de Glück, Johann Christian Bach, Händel, Haydn y Mozart. A partir de 1816 es muy raro que algún gran compositor, bailarín, tenor o soprano de toda la historia de la música no haya estado en el San Carlo.

Durante el fervor jacobino de 1799 el teatro sirvió de gran escenario de las pasiones nacionales, y paso a llamarse Teatro Nacional de San Carlo, se compusieron himnos patrióticos como “il monitore”. La subsiguiente represión borbónica acabo violentamente con este movimiento, pero los rescoldos permanecieron vivos para jugar un papel determinante en la construcción de la identidad nacional italiana durante el siglo XIX.

A principios del siglo XIX el Teatro era una visita obligada para los ingleses pijos que realizaban el “Grand Tour”. Su fama es tan grande que se acometen las primeras reformas para dotarlo de mayor magnificencia. Sin embargo el 13 de febrero de 1816 gran parte del teatro fue pasto de las llamas. Apenas sobrevivieron las fachadas externas, y el interior quedo arrasado. Antonio Niccolini fue el arquitecto que reconstruyo el edificio, y aunque los frescos y decoraciones fueron nuevas, la estructura arquitectónica fue casi idéntica a la de 1812, por lo que más bien fue una reconstrucción.

El vestíbulo es de 1937, destruido por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial y rehecho inmediatamente después de la contienda.

92-sancarlo

Teatro San Carlo. Fuente: drasko stojadinovic.

Lamentablemente para mí, el azar y la agenda impidió que pudiera coincidir con una de las horas de visita del teatro.

Visita al teatro San Carlo.

Lunes a Sábados no festivos. Visitas guiadas en los siguientes horarios. 10:30, 11:30, 12:30, 14:30, 15:30 y 16:30 Incluye los dos vestíbulos, palcos, palco Real y el patio principal.

También es posible visitar el Museo de la Opera (MeMUS), pagando un precio adicional.

Precios Teatro 9€, MeMUS 6€ (4€ si se visita junto con el Teatro)

La Piazza del Plebiscito

Muy cerca del Teatro San Carlo, dejando la Plaza de Trieste y Trento llegamos a la conocida Piazza del Plebiscito, un espacio peatonal cuyos cuatro lados están ocupados por el Palacio de la Prefectura al Norte, el Palacio Salerno al Sur, Palacio Real al Este y Basílica de San Francisco de Paula con su columnata al Oeste.

88-plebiscito

Piazza Plebiscito desde Vomero.

Esta plaza siempre fue escenario de fiestas y exhibición de las “machinne de festa” tan populares en el siglo XVI y XVII. Con la construcción del Palacio Real la plaza empezó a tomar un carácter más solemne.

Sin embargo, su estructura más visible se debe al periodo de ocupación napoleónica y el breve reinado de Joaquin Murat, cuñado de Napoleon. Murat mando derribar los conventos e iglesias situados al oeste de la plaza y encargo al arquitecto Leopoldo Laperuta la construcción de un hemiciclo con una columnata dórica, que en el centro tendría un edificio civil destinado a los fastos “napoléonides”.

93-sancarlo

Columnata e Iglesia de San Francisco desde la entrada al Palacio Real

Con la restauración borbónica, Fernando I de las Dos Sicilias ordeno la construcción de la Iglesia de San Francisco como exvoto por la recuperación del Reino. La iglesia neoclásica está claramente inspirada en el Panteón Romano de Agripa.

Frente a la entrada de la plaza hay dos estatuas ecuestres de Carlo VII (Carlos III de España) y su hijo Fernando I. La estatua de Carlos VII es el último encargo de Antonio Canova, que solo pudo hacer el caballo de Fernando I, siendo completado el monumento por Antonio Calli.

El Palacio Real de los reyes de Nápoles.

Frente a la iglesia de San Francisco se encuentra el Palacio Real, ordenado construir por el Virrey Fernando Ruiz de Castro con motivo de la planeada visita de Felipe III a Nápoles, la cual nunca llego a producirse.

Se realizó como una ampliación del Palacio Virreinal de época de Pedro Álvarez de Toledo, y que sería demolido en el siglo XIX. Se trata de un Palacio con fachada de 1616 del ultimo renacimiento, ya con elementos que podríamos considerar barrocos. Su impronta renacentista se debe a sus tres calles horizontales que siguen los ordenes toscano, jónico y corintio.

96-plebiscito

Palacio Real a la izquierda y Teatro San Carlo a la derecha, vistos desde Castell Nouvo.

El arquitecto fue Domenico Fontana y su hijo Giulio Cesare Fontana, la fachada tenía originalmente una galería con arcos, pero sus columnas dieron problemas estructurales y en el siglo XVIII Luigi Vanvitelli realizo un proyecto que cegó la mayoría de los arcos, y abriendo unas hornacinas. Estas hornacinas servirían para que en 1888, con una Italia ya unificada, la Casa Real de Saboya decidiera colocar las estatuas de los reyes mas importantes de cada una de las dinastías que han gobernado sobre Nápoles, tratando de transmitir así un mensaje de continuidad entre la Casa de Saboya y las dinastías precedentes.

Las estatuas son las de Roger II de Sicilia de la dinastía Normanda, Carlos de Anjou, por parte angevina, Alfonso I de la Casa de Aragón, Carlos V de los Habsburgo, Carlos de Borbón, Joaquin Murat, y finalmente Victor Manuel II de Saboya, padre de Humberto I, rey de Italia al momento de colocar las estatuas.

90-plebiscito

El portal de entrada a Palacio esta coronado por el escudo de Felipe III, flanqueado por los dos escudos de los virreyes gobernantes durante las obras de construcción. En el patio central, entre la planta baja y la primera planta un friso con metopas y triglifos enumera todos los reinos de la monarquía hispana, por lo que se pueden ver escudos de Castilla, Leon, Aragón, Granada, Navarra, Portugal, Milán, Brabante, etc, incluido Jerusalén.

Ademas de la fachada y el patio principal o de honor, otra obra del periodo Habsburgo es la magnífica Escalera de Honor, que Montesquieu definió como la más bonita de Europa, pero que fue destruida en 1837 por un incendio.

El resto del Palacio tiene un gran numero de añadidos arquitectónicos del periodo borbónico, como son los patios de Carruajes y el patio del Belvedere.

Las salas estancias, mobiliario y ornamentación son íntegramente de periodo borbónico y el posterior de la dinastía Saboya, sin que quede rastro de su fisionomía original en tiempos de los Austrias hispanos.

El dominio español de Nápoles.

El periodo de dominio aragonés en el reino de Nápoles durara desde 1442 hasta finales del siglo XV. En 1494 había fallecido Fernando I de Nápoles, y al año siguiente (1495) lo hacia su heredero Alfonso II de Nápoles, que a su vez dejo el reino a Fernando II de Nápoles que también moriría al año siguiente (1496) nombrando heredero a su tío Federico de Calabria. Es decir, cuatro reyes de la Casa de Aragón en 3 años.

La Casa de Anjou nunca renuncio a sus derechos sobre Nápoles. En 1494 con la escusa de tomar posiciones para una campaña contra El Turco,  Carlos VII de Francia penetro en Italia con un gran ejercito destinado a restablecer la soberanía angevina en Nápoles.

Pero Carlos VII de Francia no sabia con quien se estaba jugando los cuartos.

La presencia de los franceses obligo a los miembros de la Casa de Aragón a refugiarse en Sicilia, territorio de Fernando El Católico. Este, astuto como un zorro, debió de ver la oportunidad de sumar una nueva corona a su testa. Y aplicando la teoría del “tanto monta, monta tanto” obtuvo de su consorte Isabel, Reina de Castilla, dineros y hombres para la empresa. Pues si Aragón dio hombres y recursos para una empresa castellana como fue la conquista de Granada, ahora tocaba devolver el favor en una empresa de intereses aragoneses.

napoles (1)

Gaspar van Wittel. La Dársena de Napóles en 1700, últimos años de dominio español.

En 1494 un ejército español desembarca en Calabria con la armada dirigida por el noble catalán Galceran de Requesens, y la infantería bajo el mando de Gonzalo Fernández de Córdoba. En una brillante campaña Gonzalo y Galceran recobraron el reino, y Gonzalo llego a entrar en Roma aclamado como héroe. Federico de Calabria recupero el trono para la Casa de Aragón.

Prueba de que Federico de Calabria era un títere, fue el tratado secreto de 1500 entre Fernando El católico y Carlos VII en que se repartieron el reino, el cual daba a Carlos VII Labor y los Abruzzos mas el titulo de Rey de Nápoles y Jerusalén, y al Rey Católico los ducados de Calabria y Apulia. En realidad, no era más que una tregua, y ambos ejércitos tomaron posiciones con la intención de expulsar al contrario a la mínima oportunidad.

La oportunidad tuvo lugar en 1502 y el superior ejército francés fue vencido en Ceriñola, ese año el Gran Capitán entra en Nápoles.

El nuevo rey francés Luis XII no se dio por vencido y envió otro enorme ejército bajo el mando del mariscal Luis II de la Trémolle con 30.000 hombres y numerosa caballería pesada. Este ejercito fue descrito por las crónicas como el prototipo de ejército renacentista, y toda Italia se maravillaba del imponente desfile en su camino hacia el sur, con sus emperifollados caballeros, ballesteros y su pesada artillería.

Sin embargo, el espartano ejército español, sin casi caballería y falto de recursos, tenia una cosita nueva que se había inventado hace poco y se llamaba arcabuz (además de un Gran Capitan). La noche del 27 de Diciembre de 1503 el emperifollado ejercito francés fue sorprendido en una audaz maniobra nocturna y destrozado junto al rio Garellano.

Al día siguiente los restos del ejército francés capitulaban en bloque. Se daba inicio a 200 años de dominio español sobre el reino de Nápoles.

Castel Nuovo

Desde el Palacio Real volviendo a la Plaza Trieste e Trento, divisaremos desde la Via San Carlo la sólida figura del Castel Novo, uno de los monumentos más reconocibles e icónicos de Nápoles.

98-nuovo
A este castillo se le conoce como Torreon Angevino (Maschio Angioino), se construyo por orden de Carlos de Anjou que en 1266 traslado la capital del reino, de Palermo a Nápoles. Su misión era albergar la corte del reino, hasta entonces en el Castel Capuano (con el que dio comienzo este post).

104-nuovo

El castillo se finalizo en 1282, pero no se ocupó como corte hasta 1285 por Carlos II de Anjou. Con la llegada de la Casa de Aragón el castillo se reforzó y adquirió un aire más militar. La torre principal se convirtió en Salón del Trono, pero lo mas destacado es el arco triunfal que se edificó en su entrada.

103-nuovo

100-nuovo

El arco conmemora la entrada en Nápoles en el año de 1543 de Alfonso V de Aragón. Tiene 35 metros de alto y cuatro niveles. El primero de ellos es el más alto con la entrada flanqueada por dos monumentales columnas corintias a cada lado y coronado por un gran escudo con la barras de Aragón. Sobre este nivel se labro un desfile con una cuadriga que transporta a Alfonso de Aragón y recrea la entrada triunfal del Rey en Nápoles.

A sus pies la inscripción ALFONSVS REX HISPANVS SICULVS ITALICUS PIVS CLEMENS INVICTVS (Alfonso rey hispano, siciliano, italiano, santo, clemente, invencible). Y por encima ALFONSVS REGUM PRINCEPS HANC CONDIDIT ARCEM (Alfonso Rey de Reyes construyo este castillo).

102-nuovo

A continuación, hay otro gran arco que sostiene una cornisa con leones y un piso con cuatro nichos que contienen cuatro estatuas alusivas a las virtudes del Rey Alfonso. Sobre este piso hay un dintel semicircular con dos genios que portan cuernos de la abundancia, y rematando la obra, el Rey Alfonso con traje de guerrero.

En definitiva, desde el punto de vista artístico, una imponente obra de arte conmemorativa realizada entre escultores italianos y aragoneses, desde el histórico podemos concluir que Alfonso V no estaba escaso de ego, andaba sobradillo el tío.

99-nuovo

El Castel Novo alberga un museo cívico que narra la historia del edificio, la Capilla Palatina que alberga unos bien conservados frescos del siglo XV, las capillas del Purgatorio y San Francisco de época de los Austrias hispanos, una necrópolis romana bajo la torre principal y la sala principal del trono.

105-nuovo

Patio del castillo, con la escalera que da acceso al salón del trono.

El Castel Nuovo esta incluido en la Artecard napolitana. En caso contrario, su precio es de 6€.

El Metro de Nápoles

Muy cerca del castillo esta la Piazza Municipio presidida por una enorme estatua de Giovanni Battista Vicco filosofo y erudito napolitano del siglo XVIII y autor del “best seller” Principio de Ciencia Nueva. Frente a él se encuentra la entrada de metro “Municipio” y unas faraónicas excavaciones para ampliar el metro y no se que diablos más.

El caso es que las inmensas obras y sus excavaciones junto al castillo y el puerto dejan al descubierto la “estratigrafía de la historia” y si nos asomamos a las obras como un inocente jubilado, veremos el estrato medieval, a continuación el muy visible romano y poco más abajo el griego. En otras estaciones los hallazgos van más allá y se han encontrado abundantes restos de la Edad del Hierro.

Aunque el Metro napolitano es de finales de los años 70 del pasado siglo, el tramo de Vanvitelli a Garibaldi es de la última década y ha puesto a Nápoles en el mapa de los metros más bonitos del mundo. La estación de Municipio es la mas moderna y minimalista, las estaciones de Garibaldi, Universita, y Dante son de las mas conocidas por su vanguardismo y las obras de arte moderno que contienen, si bien la mas destacada es la estación de Toledo.

106-metro

Interior de la estación de metro Toledo

Piazza Dante

Desde municipio el metro nos lleva hasta Piazza Dante, un punto neurálgico de la ciudad al inicio de la Via Toledo.

Antiguamente era la Piazza del Mercatello (mercado pequeño) para diferenciarla de la Piazza del Mercato. Este mercado se celebraba desde 1588 y se ubicaba extramuros. La población había practicado un hueco en la muralla para poder pasar (una solución muy meridional y compatible con el dominio español) por eso en 1625 el Virrey Antonio Álvarez de Toledo creo una solemne y majestuosa puerta llamada Port´Alba (Por la Casa de Alba, a la que pertenecía el Virrey). Esta puerta luce un gran escudo de Felipe III flanqueado por los escudos de Nápoles, y la Casa de Alba, a la que pertenecía el Virrey. En 1781 se añadió la estatua de San Genaro que corona la puerta.

107-dante

Pero es en la segunda mitad del siglo XVIII cuando adopta su forma actual, fruto de la intervención de Luigi Vanvitelli que pretendía hacer un majestuoso foro carolino en honor a Carlos VII de Borbón y que estaría presidido por una gran estatua ecuestre del soberano. Sin embargo, el proyecto quedo inconcluso por el acceso de Carlos VII al trono de España.

108-dante

El proyecto de foro carolino.

El edificio es un hemiciclo coronado por veintiséis estatuas alusivas a las virtudes del monarca Borbón, la parte central había de acoger la gran estatua del rey y hoy es la entrada al Convitto Nazionale Vittorio Emanuele II, un centro educativo que fue convento jesuita hasta la expulsión de estos.

En el centro de la plaza se ubica una gran estatua de Dante Aligheri de 1871, y a los flancos de la plaza hay cuatro iglesias, dos conventos y dos palacios, uno de los palacios es de época aragonesa. (No lo sé pero estoy por jurar que Nápoles gana a Roma en número de conventos, iglesias, y palacios).

110-dante

Piazza Dante. Al fondo a la izquierda se aprecian los escudos de la Puerta de Alba, y la estatua de San Genaro.

Carlos VII de Nápoles y III de España.

Tras el Tratado de Utrech en 1714, España venia haciendo importantes esfuerzos por recuperar el prestigio perdido. Los Pactos de Familia (familia borbónica) con Francia fueron un instrumento para ese fin.

La otra motivación principal es que la mujer del Rey de España, Isabel de Farnesio, veía que sus chiquitines no iban a ser reyes de nada, por que el heredero al trono español era Fernando, hijo de la primera mujer de Felipe VMaría Luisa de Saboya. Así que Isabel convenció a Felipe V para que su acción diplomática como Rey de España se encaminara a conseguir alguna coronita vacante en el fluctuante mapa de las guerras dinásticas del siglo XVIII.

Así tras unos cuantos miles de muertos, quiebras financieras y otras menudencias, Carlitos se hizo con el reino que mami le prometió. Y el 10 de mayo de 1734, Carlos se corono Rey de Nápoles después de que las tropas españolas rindieran a los últimos soldados austriacos en el Castell Sant´Elmo.

112-carolo

Dominio Publico. Carlos VII de Nápoles por Giuseppe Bonito. Deposito del Museo del Prado en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

El principio del reinado vino marcado por la fuerte dependencia de Madrid, y la influencia de los nobles españoles, especialmente el Conde de Santiesteban y el Marques de Montealegre, el primero autentico valido todopoderoso. Esta influencia española provoco bastantes recelos entre los napolitanos.

La muerte de Felipe V en España, marca un punto de inflexión, pues Carlos no hacia buenas migas con su medio hermano Fernando VI de España y a partir de ese momento el reino comienza a funcionar  de forma autónoma, con ministros napolitanos y sin injerencias de Madrid.

En la ciudad de Nápoles la herencia más visible de Carlos VII además de la comentada Piazza Dante, son el Real Albergo dei Poveri, un enorme hospital de beneficencia que es una de las mayores construcciones de la Europa dieciochesca, e inspiración del madrileño Hospital General y de La pasión, hoy Museo de Arte Reina Sofia.

En Capodimonti estableció un palacio mas acorde a sus gustos borbónicos que los del Palacio Real construido por los Austrias, y junto al mismo la fabrica de porcelanas de Capodimonti a donde llegaron los mejores artesanos de Meissen, la cuna de la porcelana europea. Este complejo también sirvió de ejemplo para posteriormente hacer la fabrica de porcelanas del Buen Retiro en Madrid. También, aunque muy diferente hoy en día, el soberbio Teatro San Carlo es un legado de Carlos VII.

Además de las innumerables regulaciones, ordenanzas, academias, armada napolitana, etc, etc, los dos legados más importantes de Carlos VII no están en Nápoles pero si muy cerca. Uno es el Reggio di Caserta, un imponente Palacio de los mas grandes de Europa.

 Caserta era un lugar de caza y parece que recordaba al rey su infancia en La Granja. El holandés italianizado Luigi Vanvitelli, fue el arquitecto del Palacio (contando como ayudante a Francesco Sabatini que seria el gran arquitecto del Madrid de Carlos III). En tiempos recientes el Palacio ha sido la sede de la corte de la Reina Amidala, para los episodios “La amenaza Fantasma” y la “Guerra de los Clones” de la saga galáctica.

112-caserta

Reggio di Caserta. Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0. Autor: Carlo Pelagalli

Desde la Plaza del Municipio sale un autobús cada hora destino a Caserta, en el mismo se pueden adquirir las entradas al Palacio y sus extensos jardines.

El otro hito carolino, es sin lugar a dudas el descubrimiento de Pompeya. En Noviembre de 1738 el ingeniero zaragozano Joaquín de Alcubierre se encontraba haciendo prospecciones para el Palacio de Portici cuando dio con las ruinas de Herculano. Diez años después, él mismo haría las prospecciones que dieron con Pompeya, una de las ruinas arqueológicas mas fascinante del mundo.

En general para la historiografía napolitana Carlos VII es un personaje positivo, especialmente teniendo en cuenta lo penosos que son sus sucesores, inútiles, abúlicos y a menudo felones y criminales respecto al pueblo, de ahí que a Carlos VII se le haya llamado El primer Borbón, no Borbón.

Regreso al centro de la ciudad, Piazza Bellini.

Port Alba da paso a la pequeña Via Alba, que viene a ser algo así como la calle libreros en Madrid, un montón de librerías tradicionales asentadas en bajos de edificios del siglo XVIII, entre ellas la Librería Guida, declarada bien cultural del estado.

111-dante

Via Alba

Al final de la Via Alba se llega a la Via Santa Maria de Constantinopla, lugar donde se encuentra la Antica Pizzeria Port’Alba, la pizzería mas antigua del mundo, de 1738.

Desde aquí, a unos veinte metros llegamos a Piazza Bellini, presidida por la estatua del celebre compositor napolitano Vincenzo Bellini. La plaza esta rodeada de otra remesa de palacios del siglo XVII y XVIII. Muy cerca se encuentran varias librerías universitarias, la Academia de Bellas Artes y un antiguo monasterio reconvertido en Facultad de Filosofía y Letras. Y es que esta plaza es el corazón de la vida nocturna y universitaria napolitana, en torno a sus cafés y bares se agrupan todas las noches los “erasmus” de la ciudad de Nápoles.

Hoy el lugar ha perdido algo de su anterior encanto (según dicen) por la aparición de los restos de la muralla griega de Neapolis, que ha originado en el centro de la plaza un enorme hueco con una excavación de gusto discutible.

113-bellini

Piazzo Bellini con la estatua, los cafés y la muralla griega.

La Via San Pietro a Maiella al sur de la plaza nos llevara directamente a Via Tribunali, el antiguo Decumano Mayor y lugar donde empezó esta serie de cuatro post 15000 palabras atrás, solo que en este caso estamos en el extremo opuesto.

En este punto parte hacia el sur la Via Raimondo de Sangro di San Severo, si caminamos cien metros por la misma llegamos a uno de los más famosos reclamos turísticos de Nápoles.

115-tribunali

Inicio de Via Tribunali

La Capilla de San Severo

Esta capilla pertenecía a la familia de los Príncipes de Sangro. Dice la leyenda que su origen está en 1590, año del asesinato a puñaladas de Maria de Avalos y su amante Fabrizio Carafa a manos del marido de aquella, el compositor Carlo Gesualdo. El despechado marido tiro los cadáveres por la ventana de la alcoba donde halló a los amantes, sus cadáveres fueron devorados por los perros, y la ciudad quedo conmocionada.

 María de Avalos era miembro de una de las mas grandes familias nobiliarias napolitanas, los Avalos, de origen español y cuyo antepasado más ilustre era el Marques de Pescara, vencedor de Francisco I de Francia en Pavia.

Fabrizio Carafa era el hijo de Adriana Carafa della Spina quien al enviudar se caso con Giovani Francesco di SangroPrimer Principe de San Severo.

Cappella Sansevero

David Sivyer. Attribution-ShareAlike 2.0 Generic

Así Adriana creo la capilla para honrar a su hijo asesinado, y en 1610 el Segundo Príncipe de San Severo la convirtió en panteón familiar.

Pero su aspecto actual se debe al Séptimo Principe de Sansevero que en el siglo XVIII la decoro con numerosas obras escultóricas de gran virtuosismo y de contenido alegórico, como El Desengaño de QueiroloLa Verdad Velada o Modestia de Corradini y el Cristo Velado.

Cappella Sansevero

Modestia de Corradini. David Sivyer. Attribution-ShareAlike 2.0 Generic

Cappella Sansevero

El Desengano de Queirolo. David Sivyer. Attribution-ShareAlike 2.0 Generic

A partir de este momento eruditos y estudiosos del arte y la simbología masónica por un lado, y charlatanes analfabetos en la línea de Dan Brown por otro, se han lanzado a comentar la capilla sin dejar de incluir las palabras masonería, rosacruz, iluminati, alquimia, esoterismo, brujeria, etc en cada una de las frases de sus estudios en algunos casos, y de sus patéticos “Best Sellers” en otros.

Entre las leyendas más pintorescas destaca el supuesto conocimiento del Principe de Sangro de la formula alquímica para petrificar el tejido. Así el paño del Cristo Velado fue en realidad un tejido que se convirtió en piedra gracias al conjuro del Principe.

Cappella Sansevero

Cristo Velado de Giuseppe Sanmartino. David Sivyer. Attribution-ShareAlike 2.0 Generic

El Septimo Principe de San Severo introdujo la Francmasoneria en Nápoles y se hizo jefe de la Logia Masónica napolitana, su fama de maestro en ciencias ocultas se disparo con la creación de esta capilla como contenedor de un mensaje oculto y de carácter esotérico.

Cappella Sansevero

En el sótano de la capilla se pueden apreciar sus trabajos anatómicos que incrementaron la leyenda del Principe. Se trata de máquinas anatómicas de un hombre y una mujer realizadas con metal y con hilos de cera para realizar las venas y arterias. Por supuesto también aquí existe la teoría de que fueron dos seres humanos sometidos a una fórmula alquímica de metalización.

El lector que desee profundizar en la vertiente más esotérica y misteriosa de la Capilla de San Severo puede acudir a este enlace de la página Ritual y Propaganda donde disfrutara de una buena recopilación de leyendas y murmuraciones sobre la capilla y la figura del Septimo Principe de San Severo. No espere el lector rigor histórico y científico.

Museo Capella Sansevero
Precios
5€ con Artecard, gratis si es uno de los tres primeros museos en visitarse.
7€ normal
5€ jóvenes de 10 a 25 años, gratis menores de 10
Abierto todos los días de 9.00 a.m. a 7.00 p.m. (última entrada permitida: 6.30 p.m.)
Día de cierre: Martes
www.museosansevero.it

Una vez realizada la esotérica visita retornamos a la Via Tribunali para seguir rumbo a la Piazza de San Gaetano. Si coincide que es media tarde, puede que veamos una gran cola de guiris frente a una pizzería.

Se trata de la famosa Pizzería Sorbillo  con un sinfín de turistas aguardando ser de los afortunados en conseguir mesa. Un brillante ejercicio de marketing para ser la más popular pizzería de Nápoles junto con la Antica Pizzería da Michelle, esta última catapultada a la fama gracias a una escena de la película “come, reza, ama” en que Julia Roberts se zampa una pizza margarita en el local.

Sin embargo, es sospechosa la ausencia de napolitanos entre los clientes, y seguro que los napolitanos de pizza, algo saben. En mi breve experiencia comí excelentes pizzas en pequeñas trattorias situadas en callejones, que me apuesto lo que sea que no tienen nada que envidiar a las pizzerías mencionadas, y mis vecinos de mesa eran de allí.

74-comida

Muchas pizzerias solo ofrecen la variedad margarita y basilico…y cerveza. Lo de las pizzas con multitud de ingredientes es una cosa “de los yankees

Dejo un ejemplo; El Ristorante Pizzeria Capasso, Via Porta S. Gennaro, 2, 80138 Napoli NA, Italia. Muy cerca del Museo Arqueologico.

Santa María de las Animas del Purgatorio.

Casi inmediatamente después de la Pizzería Sorbillo esta una de las visitas más tétricas de Nápoles, la iglesia de Santa María de las Animas del Purgatorio.

117-purgatorio

Santa María de la Animas del Purgatorio

En principio se trata de una bonita iglesia barroca, consagrada en 1638, su ábside se destaca por las calaveras aladas que lo adornan, y el retablo tiene pinturas firmadas por tres de los grandes de la escuela napolitana, StanzioneVaccaro y Lucas Jordan. Todas ellas referidas a la subida al paraíso y la redención de las animas del purgatorio.

120-purgatorio

Las calaveras son un elemento constante en infinidad de monumentos del Sur de Italia.

Pero sin menospreciar sus logros artísticos, lo interesante se encuentra en sus profundidades, la iglesia de “e cape e morte”.

La simbología es evidente, la bella iglesia barroca es el cielo, mientras que abajo se encuentra el purgatorio, donde una fosa común alberga los cráneos de los enterrados.

119-purgatorio

El ambiente es realmente tétrico y oscuro. Este ambiente debió hacer mucho efecto en los creyentes napolitanos, de manera que empezaron a “solidarizarse” con los restos que allí descansaban. Así los feligreses fueron poco a poco, adoptando alguna de las muchas calaveras que allí se encontraban, rezando por ellas bajo el lema de “hoy por ti mañana por mí”, pues también los muertos pueden pedir por los vivos. En 1969 el Vaticano dictamino que estas practicas no eran reconocidas por la Iglesia, un edicto que los napolitanos se pasaron por el arco del triunfo.

122-pulcinella

De hecho, muchos de los que yacían en los sótanos dejaron de ser anónimos y cada vez proliferaron más las calaveras con foto y recuerdos de su propietario en vida. Hoy son numerosas las calaveras con nombre y apellido, y naturalmente ya no solo se reza por ellas, sino que se les pide cosas. Famoso es el caso de Lucia, una noble de 17 años que falleció en el siglo XVIII poco después de casarse, y su calavera luce la tiara y velo de novia. Desde entonces son miles las cartas de napolitanos y napolitanas pidiéndole ayuda para encontrar un buen novio/a.

Un poco más adelante esta la Plaza de San Gaetano, lugar en el que ya hemos estado, por lo que finaliza este recorrido por lo mas destacado de esta caótica, vibrante, y barroca ciudad que tan bien se amolda al carácter de los europeos meridionales, como los españoles.

napgraffiti

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario