Nápoles, un recorrido por la historia de la ciudad y de… España

0

Nápoles, el Sur.

 Nápoles es la capital del Sur de Italia. El Sur geográfico, pero también el otro Sur, el que sugiere todos los estereotipos de la Europa Meridional, la indolencia, el caos, la subvención, o en el caso concreto de Nápoles, la Camorra, etc, etc. Todo ello frente al Norte, siempre encantado de conocerse y dispuesto a echar la culpa al Sur de cualquiera de sus inconveniencias.

95-comodin

Decía un intelectual italiano del siglo XIX (y del Norte de Italia) que el retraso del “Mezzogiorno” italiano se debía a un factor que él bautizaba como “lo spagnoli”. En España naturalmente no podemos emplear ese término, así que usamos la expresión “morisco”.

03-callenapoles

Sin embargo, Nápoles fue durante muchos siglos la ciudad más grande y prospera de Italia, una de las tres más grandes de Europa, y la mayor urbe sobre la que gobernaron los Austrias hispanos.

89-comodin

La historia como material de reciclaje. Nápoles

De aquel esplendor queda una ciudad cosida a girones por los restos del pasado, con un tráfico y un ambiente más cercano al de El Cairo que al de Milán, con ruido, contaminación, y a menudo basura en exceso, pero posee un “no sé qué” que la hace muy atractiva, al menos si eres latino.

Nápoles, la ciudad barroca.

El centro de Nápoles es una cuadricula de callejuelas plagada de ciclomotores circulando junto al peatón sin diferenciar aceras y vía rodada. Las ropas tendidas se cruzan de un balcón a otro de la calle conformando una imagen que ya empieza a ser tan icónica de esta ciudad como sus altares callejeros con vírgenes y santos. La intensa vida callejera de esta ciudad sería, aplicando un símil artístico, barroca.

04viatribunali

En un país como Italia tan asociado al Renacimiento y sus artistas, Nápoles discrepa. Aquí lo que predomina y apabulla es el Barroco y los dictados trentinos. Nápoles es una ciudad barroca en el arte…Y en todo lo demás, incluso esta serie de post son barrocos.

Un centro histórico Patrimonio de la Humanidad

El centro histórico de Nápoles se asienta sobre la antigua Neapolis griega, que tenía 3 vías principales, las “plateiai” cruzadas transversalmente por los “stenopio”. Como los romanos mantuvieron el trazado, hoy se aplican sus denominaciones romanas, decumanos y cardos.

94-comodin

Un “cardo” o “plateai” de los muchos que cruzan el centro histórico de Nápoles

El Decumano Mayor es actualmente Via Tribunali, y el Decumano Inferior se conoce popularmente como Spaccanapoli (Partenápoles), pues divide el norte y sur del centro histórico. Ambas vías reúnen los principales monumentos y plazas de este impresionante centro histórico Patrimonio de la Humanidad, gracias a la brutal aglomeración de iglesias y palacios, que hasta donde yo se, solo Roma podría superar en todo el mundo.

02-puertasnapoles

Testimonios de un pasado esplendor

El recorrido de estos cuatro post.

En las siguientes entradas hago un recorrido por los principales monumentos históricos de Nápoles. Al final de cada una se incluye un mapa con el itinerario seguido.

Fundamentalmente se describen los principales monumentos de Via tribunali y Spaccanapoli, junto con el área de Pignasecca y Barrio Español, desde allí se prolonga al área marítima, con el Castel Nuovo, Palacio real y Plaza del Plebiscito. Igualmente se incluye el barrio de Vomero con su castillo de Sant Elmo y la Certosa de San Martino.

No esta todo lo que se puede ver en Nápoles, faltarían dos grandes museos, el Museo Arqueológico y el Palacio de Capodimonte, probablemente la segunda mejor pinacoteca de Italia después de los Oficios de Florencia. Ademas de otros lugares de interés como la Farmacia degli Incurabili, visita altamente recomendable según los que han tenido la oportunidad de hacerla, y que requiere reserva previa. Otra opción es la visita a la zona de Santa Lucia con el Castel dell’ Ovo y el señorial barrio de Chiaia.

Por lo demás es un itinerario bastante completo. Un viajero que solo le interese la fachada de los monumentos mencionados en las cuatro entradas emplearía una jornada entera. Aquel que decida conocer aquellos que se visitan en este post requerirá 2 días completos, mientras el que desee acceder a todos los monumentos mencionados en estos post no invertirá menos de 4 jornadas. Naturalmente todo es relativo y depende de la “velocidad de visita”.

La Via Tribunali de Nápoles.

El Decumano Mayor o Via Tribunali debe su nombre moderno al Castel Capuano, hoy sede del tribunal civil de Nápoles, un edificio que en su origen fue residencia real de los reyes normandos. Obviamente de su estructura normanda queda poco menos que los cimientos, pues ha sufrido innumerables reformas a lo largo de los siglos.

01-calle-napoles

La Via Tribunali

El advenimiento de la Casa de Anjou a Nápoles y la construcción del enorme Castel Nouvo  en el siglo XIII relego al Castel Capuano a un segundo plano. No obstante mantuvo funciones palaciegas de segundo rango.

En 1435 Juana II, la última reina angevina se refugió aquí ante la llegada de Alfonso V de Aragón, y en 1503 con la anexión del reino de Nápoles a la corona de España el edificio se transformó en tribunal, función que cumple en la actualidad.  Su nombre se debe a su situación cercana a la Puerta Capuana en el camino que conducía a Capua. Como curiosidad decir que la capilla del Palacio esta decorada con frescos de un desconocido pintor extremeño llamado Pedro de Rubiales, activo en Nápoles a mediados del siglo XVI.

05.tribunali

Castel Capuano, hoy Tribunal. Fuente CC BY-SA 2.0 Armando Mancini

Partiendo del tribunal antes de recorrer 300 metros habremos alcanzado uno de los principales reclamos turísticos de Nápoles (en caso de que el arte sea tu interés), el Pio Monte de la Misericordia, una institución benéfica fundada en 1601 por unos jóvenes y piadosos napolitanos de la clase nobiliaria. Estos en 1602 financiaron una pequeña iglesia cerca de la Catedral y en 1605 obtuvieron privilegios papales. El complejo se doto de sucesivas ampliaciones en el siglo XVI y hoy alberga un museo con objetos y pinturas de los mejores artistas napolitanos.

07-obelisco

Piazza Sisto Riario Sforza. Frente al Pio Monte de la Misericordia, con el Obelisco de San Gennaro de 1636 obra de Cosimo Fanzago

Pero el Pio Monte de la Misericordia no se visita por su Iglesia, ni su Palacio, ni su Museo, todo eso es accesorio, incluso prescindible. Aquí se va únicamente a ver un cuadro.

Caravaggio y las 7 obras de Misericordia.

08-minisiete

Desde un rincón del museo en el piso superior, se puede capturar esta imagen, dado que las fotos están prohibidas.

No me detendré en aspectos técnicos o descriptivos sobre el cuadro, quien desee ampliar información, este enlace da una buena información respecto al cuadro.

Caravaggio llego a Nápoles en 1606 huyendo de Roma donde había sido acusado de asesinato, y al llegar se encontró con este encargo de los nobles napolitanos.

De esta obra se ha dicho que es el manifiesto inaugural del arte barroco, que si hubiera que salvar un cuadro del seiscentto italiano, habría de ser este, etc.

En el lienzo el genio del tenebrismo opto por una compleja composición que integraba siete escenas en una sola. Además ocurre de noche, que para eso viene mejor el tenebrismo, y permite realizar los complejos juegos de luces que incluye el cuadro, como el caso de la antorcha en el centro que ilumina a la Caridad Romana, la cual cumple con dos de las siete obras de caridad, dar de comer al hambriento y visitar a los presos. La retorcida escena parece e sacada de una callejuela de Nápoles, y sus modelos son el pueblo napolitano.

El Duomo Napolitano

Continuando por Via Tribunali tan solo hay que ascender unos pocos metros por Via Duomo, (antiguo Cardo Máximo) para llegar a la Catedral de Nápoles, autentico pastiche artístico mezcla de todos los estilos y corrientes desde el Gótico hasta el neohistoricismo decimonónico.

01duomo

Fachada Neogótica del Duomo napolitano

El templo fue edificado por la dinastía francesa de los Anjou. Esta familia llenó Nápoles de grandes palacios y fundaciones eclesiásticas que mas tarde serian reutilizadas por los dominadores aragoneses, quienes de esta forma no tuvieron casi que construir nada, pues la fisionomía medieval de Nápoles es producto de la dinastía angevina.

Se ubica sobre el solar de un antiguo templo de Apolo y basílica paleocristiana con Constantino, se edificó entre 1285 y 1314 por arquitectos galos en gótico francés con influencias italianas.

02doumo
03duomo
04duomo

Los sucesivos terremotos, epidemias y demás calamidades destrozaron muchas partes del templo que fueron reconstruidas en diferentes estilos, así la gran nave central esta cubierta por un rico artesonado del siglo XVII con pinturas barrocas. Los frescos laterales del techo son de Lucca Giordano, quien junto a José de Ribera a principios del siglo XVII y Solimena en el siglo XVIII forman la gran triada de pintores Napolitanos (Aunque Ribera sea de Játiva).

En el interior destaca la tercera capilla de la nave del Evangelio, llamada Capilla de Santa Restituta, por ser parte de la antigua basílica cristiana en tiempos de Constantino. En origen tenia cinco naves, hoy perviven tres y las dos laterales han sido reconvertidas a capillas, mientras que la central fue reformada en el siglo XVII dándole así un aspecto barroco. Conserva en una de las capillas laterales una interesante Virgen entre los santos Genaro y Restituta del siglo XIV.

05duomo

Aspecto Rococó de la antigua Capilla de Santa Restituta

06duomo

Virgen del Siglo XIV entre San Gennaro y Santa Restituta.

La Capilla de San Gennaro

Mas famosa y visitada es la Capilla Real del Tesoro de San Gennaro, esta, junto con su tesoro presume de ser mas rica y extensa que el tesoro de la Corona Británica. La visita es separada, si bien, aunque no se puede acceder, la capilla es perfectamente visible desde la nave del la Epístola en el interior de la catedral, cuya entrada es libre. La entrada completa a la capilla y su Tesoro cuesta 8 €.

09sangenaro

Como peculiaridad de esta Capilla hay que mencionar que no pertenece a la Curia de la Catedral sino al pueblo de Nápoles encarnado en la Diputación.

Es una gran capilla barroca en honor de San Jenaro, un mártir del siglo III. A principios del siglo XVI las calamidades y hambrunas se cebaron en la ciudad de Nápoles, por lo que se llamo a cinco notarios como representantes del Santo por un lado, y los representantes de la ciudad de Nápoles (de ahí su propiedad municipal) para firmar un acta notarial por la que el Santo se comprometía a velar por la seguridad y salvaguardia de la ciudad, y esta por su lado, construiría una gran capilla donde albergar las reliquias del Santo y su Tesoro.

El acuerdo se firmó en 1527 pero no fue hasta 1601 cuando se iniciaron las obras. La efectista capilla fue decorada por Giovanni Lanfranco y Domenichino, si bien este último no completo el encargo al fallecer en 1641 y uno de los cuadros principales. San Gennaro saliendo ileso del horno se encargo a José de Ribera que lo entrego en 1647 y obtuvo una gran acogida, gracias a una obra muy barroca por su abigarrada composición y el naturalismo descarnado de sus figuras, donde destaca la figura del santo saliendo del horno como si nada, y mirando al cielo mientras sus captores huyen despavoridos.

10riberasangenaro

San Gennaro saliendo ileso del horno de Ribera

San Gennaro es el patrón de la ciudad y el más adorado, hasta que en 1987 la Società Sportiva Calcio Napoli, o sea el Nápoles, gano la liga italiana, momento en que Diego Armando Maradona ascendió a nivel de santidad y se coloco junto al santo como referente de todos los napolitanos.

Campania Artecard

Esta tarjeta de descuento para museos y atracciones turísticas es sumamente recomendable si tus intereses van más allá de la pizza y el limoncello. Existen seis o siete variantes, que entre otras cosas, abarcan varios lugares de la región de Campania. Para una visita urbana a la ciudad, la mejor alternativa es la Napoli 3 días con un coste de 21€, y en el caso de jóvenes entre 18 y 25 años, 12€.

Además incluye el transporte publico de la ciudad durante esos días.

El sistema se basa en la entrada gratuita a los tres primeros lugares visitados, y a partir del cuarto se obtienen descuentos de entre el 20 y 50 por ciento.

Basta con visitar por ejemplo, el Museo Arqueológico, la Capella de San Severo y  el Pio Monte de la Misericordia para amortizar por completo la tarjeta.

Lugares objeto de descuento.

La Campania Artecard suele tener oficinas junto a las principales atracciones, como la Capella de San Severo o el Pio Monte de Misericordia, pero también se puede adquirir en estancos y tiendas.

La Plaza de San Gaetano.

Siguiendo la Via Tribunali, pasaremos por la Plaza Gerolomini y su Iglesia de los Girolamini, poco visitada en comparación con otros monumentos a pesar de ser una suntuosa obra de arte, en su interior trabajaron todos los grandes pinceles del Nápoles del siglo XVII, entre ellos Ribera que tiene seis cuadros en esta Iglesia.

Poco después se llega a la neurálgica Piazza de San Gaetano, antiguo solar del Ágora griego, después Foro romano, y punto de intersección con el “cardo” mas famoso de Nápoles, la Via San Gregorio Armenno. Aquí tenemos varios reclamos para el visitante.

17piazzsangennaro

Este espacio fue el antiguo Agora Griego y Foro Romano

San Pablo El Mayor

Gran iglesia basílica dedicada a San Pablo, y que contiene los restos de San Gaetano, fundador de la orden de los Teatinos o clérigos regulares. La gran iglesia se encuentra en el lugar que ocupaba el templo romano de los Dioscuros, y hasta 1688 el frontal de la iglesia no era otro que el del templo clásico, con sus 6 columnas corintias.

En aquel año un terremoto derribo la fachada romana pe,ro pervivieron dos columnas que hoy son perfectamente visibles.

12-sanpablo

El origen de la iglesia es un templo dedicado a San Pablo en la Alta Edad Media con motivo de una victoria sobre los sarracenos que amenazaban Nápoles. En el siglo XVII el templo fue decorado por los artistas napolitanos Massimo Stanzione, Domenico Antonio Vaccaro y Francesco Solimena.

13-sanpablo

Desde las escalinatas de San Pablo El Mayor, se aprecia la concurrida Via San Gregorio Armeno con el campanario de la iglesia homónima, y al inicio de la calle se sitúa el gran campanario de San Lorenzo El Mayor con su fachada en restauración situada a un lado.

11-sangennaro

Basílica de San Lorenzo El Mayor.

Uno de los templos más importantes de Nápoles, y como tantos otros autentico recorrido arquitectónico por los siglos. Es una de las fundaciones más antiguas de Nápoles.

El complejo museístico incluye tres visitas. La iglesia basílica propiamente dicha, que abarca el convento, el claustro, y la sala de sixto V. El llamado Museo dell’Opera di San Lorenzo Maggiore con una colección de objetos de los periodos normado, suabio, angevino y aragonés. Y la Neapolis Soterrata que es la visita a las excavaciones arqueológicas en el subsuelo de San Lorenzo.

La iglesia se inicio en 1235 sobre la iglesia paleocristiana del Foro, su principal impulsor fue Carlos de Anjou (1226-1285) primer soberano de la casa angevina y mortal enemigo de la Corona de Aragón. Bajo su reinado perdió Sicilia a manos de los aragoneses, además de lamentar un sinfín de derrotas ante las naves catalanas de Roger de Lauria.

Al igual que la Catedral, es una mezcla de gótico francés puro con elementos italianos.

La iglesia siempre fue objeto de atención por los soberanos reinantes y fue escenarios de importantes sucesos en la historia de la ciudad. En ella se consagro obispo el futuro Papa Sixto V.

En su convento residieron personajes inmortales de la literatura “proto-italiana” como Petrarca y Boccaccio.

En su Iglesia durante la misa del Sábado Santo de 1331, Boccaccio se enamoro de María de Aquino, hija del rey Roberto de Anjou. El florentino puso sitio a la dama, a la que bautizo en sus sonetos como Fiametta (“Llamita”), y tras un largo asedio la dama accedió a “refocilarse” con él, por usar el mismo vocabulario que Boccacio usa en el Decameron, obra inmortal que si se publicara hoy seria inmediatamente censurada por la nueva Inquisición progre de la moral y buenas costumbres.

Las vicisitudes pasadas por el templo son tan numerosas que su aspecto actual no seria reconocible para un napolitano del siglo XIV. Tan solo el ábside mantiene su primitivo aspecto en gótico francés. Las capillas laterales eran un auténtico batiburrillo de estilos, sirviendo en su mayoría como panteones de ilustres familias. Hoy algunas conservan esos añadidos barrocos y otras han recuperado su aspecto gótico gracias a las intervenciones del siglo XX.

Durante las revueltas contra las tropas españolas de Pedro de Toledo en el siglo XVI y la revuelta de Masaniello en el XVII, San Lorenzo se convirtió en refugio de los españoles durante la primera de ellas, y de los napolitanos en el caso de la segunda. Ambas revueltas ocasionaron numerosos desperfectos. Además durante el siglo XVII se hicieron incontables añadidos barrocos, y en 1752 se edificó una nueva fachada.

Durante el siglo XIX y XX con el fin de devolver al templo su primitivo aspecto medieval, se fueron eliminando casi todos los añadidos barrocos salvo la fachada dieciochesca.

14ClaustrosanLorenzo

El bonito claustro barroco de 1771 con su pozo en el medio da acceso a dos estancias realmente interesantes. La Sala Capitular y el Gran Refectorio.

La primera con sus bóvedas esféricas es de época Suabia, perteneciente a la dinastía Hohenstaufen, predecesores de los Anjou. La otra estancia, Refectorio o sala de Sixto V tiene cuarenta metros de largo y diez de ancho. Ambas estancias, intactas en su arquitectura, fueron decoradas en 1608 por Luigi Rodríguez. (Pintor muy popular en su casa a la hora de comer, y a veces ni eso).  En el techo del refectorio creo una iconografía referida a la Siete virtudes reales, pintando las siete provincias napolitanas en las lunetas.

18salasixto

Sala Sixto V

En esta sala se reunían los sedili de Nápoles, una especie de concejales que representaban a los barrios de la ciudad desde el siglo XIII, y sus componentes provenían de familias nobles y burguesas. Las revueltas urbanas del siglo XV proporcionaron un sedili al pueblo llano, que a pesar de todo, nunca llego a tener un poder efectivo.

Aquí también tuvo lugar otro hecho relacionado con la historia de España. En 1442 recién conquistada Nápoles por los aragoneses, estos convirtieron el refectorio en su primer Salón del Trono, mientras acondicionaban el Castel Nouvo para esta función. Un año después en 1443 Alfonso V de Aragón proclamo al hijo de su amante, Giraldona de Carlino, heredero al trono de Nápoles, que gobernaría como Ferrante I durante más de treinta años (1458-1494).

El Subsuelo de San Lorenzo Maggiore

Pero quizás los más interesante del complejo de San Lorenzo son los restos arqueológicos del antiguo foro romano, y concretamente el macellum (mercado).

Su acceso (previa adquisición de entrada) se realiza por el claustro, en una de cuyas esquinas se pueden apreciar los restos del Tholos que presidia el patio central del macellum o mercado. Diez metros más abajo se encuentran las pequeñas calles que conformaban el mercado.

15cardomaximo
16-macellum

Su estado de conservación es francamente magnifico y resulta alucinante poder ver los puestos que ocuparon carnicerías, pescaderías, bodegas, tintorerías, hornos etc.

19puestomacellum

Un puesto del mercado.

Otra parte del mercado es el criptoportico, que se refiere a la parte del mercado que se encontraba cubierta, en ella se aprecian claramente los bancos de piedra donde se disponían las mercancías. También se pueden ver restos de obras hidráulicas de los últimos tiempos griegos, y estancias decoradas con mosaicos en torno a un impluvim que se cree que es la schola o lugar de reunión de asociaciones religiosas y de comerciantes.

Explorando el subsuelo de Nápoles.

20soterranea
La oferta de “espeleología turística” es abundante en Nápoles y a menudo causa confusión en el visitante. Una confusión que parece deliberada.
Intentare arrojar algo de luz al asunto. Existen dos visitas, digamos de gestión pública  y por tanto incluidas en la Campania Artecard (En mi caso no visite ninguna).

– Catacumbas de San Gennaro y San Gaudosio.  Situadas al norte de Nápoles camino del Palacio de Capodimonti, las primeras bajo la Basílica del Buen Consejo  y las segundas bajo la Iglesia de Santa Maria de Montesanto. Según las opiniones son mejores y mas interesantes que las de Roma. La entrada cuesta 9€ e incluye ambas catacumbas.

Quien tenga la suerte de disponer de tiempo, (Hablemos claro, conocer toda la oferta histórica y cultural de esta ciudad sin dejar de ver nada y excluyendo los museos, requeriría más de una semana con toda seguridad) puede hacer por 15€ la llamada Milla Santa, donde además de las catacumbas referidas, se visita la Basílica del Buen Consejo, Basílica de San Gennaro, Cementerio delle Fontanelle, Santa Maria della Sanitá, los palacios burgueses de San Felice, y Los Españoles. Este ultimo llamado así por haber sido adquirido en el siglo XIX por el noble español, Tomas Atienza, quien posteriormente lo perdería en una apuesta. Las cuatro horas de visita finalizan en al acceso al centro histórico por la Puerta de San Gennaro.

Galería Borbónica:  Incluida en la Artecard, cuesta 10€ la entrada estándar. Se trata de una amplia galería realizada por Fernando II, rey de las Dos Sicilias a mediados del siglo XIX, por temor a las revueltas napolitanas. El túnel tenia que funcionar como vía de paso de tropas entre el Palacio Real y el barrio de San Fernando. Durante la segunda guerra mundial funciono como refugio y por tanto mantiene muchos restos de automóviles y pertrechos de esta época.

Otras visitas no se incluyen en la Artecard y llevan a confusión. Especialmente la llamada Napoli Soterranea, pues esta cuenta con dos entradas con idéntico nombre, pero no son la misma empresa. Ambas se atribuyen en su página web la condición de “autenticas”, como si las galerías subterráneas de alguna de ellas fueran de mentira. La primera esta ubicada en las cercanías de la Plaza del Plebiscito y la Galeria Umberto I. La segunda se encuentra en la Plaza de San Gaetano junto a San Pablo El Mayor.  Esta es la que yo visité, y a juzgar por la información de su web y el contenido, tiene una apariencia mucho mas oficial y profesional que la de Piazza del Plebiscito que da la sensación de ser algo piratilla. Su visita es muy recomendable y en mi opinión un “must see” de Nápoles.

El otro motivo de confusión es su cercanía con el acceso  a la Neapolis Sotterrata , que son los restos arqueológicos del Macellum bajo la basílica de San Lorenzo Maggiore, visita ya referida arriba y muy recomendable, aunque si solo se desea hacer una visita es preferible la de Napoli Soterranea. Su ubicación en la misma plaza y la coincidencia de captadores de turistas para cada una de las visitas puede llevar a equivocaciones. No confundir Napoli Soterranea con Neapolis Soterrata.

Napoli Soterranea.

Visita excepcional que nos sumerge a 40 metros para realizar un alucinante recorrido por las cavernas horadadas por griegos y romanos hace más de 2000 años. La visita incluye la suma cavea del antiguo teatro romano de Nápoles. Aunque la pagina web no lo dice, se hacen visitas en español si hay un grupo de personas suficiente. La visita dura algo más de dos horas y su precio es de 10€.

22soterranea

Simulación de las excavaciones de tufa.

Al margen de supuestas cavidades prehistóricas del neolítico que son su mas remoto origen, la construcción inicial de lo que hoy vemos es del siglo IV a.C. realizada por los griegos con el objeto de extraer tufa o toba destinada a las murallas y templos de Neapolis. Aprovechando las cavidades formadas para la extracción de la toba, los griegos las reutilizaron como aljibes, y después los romanos perfeccionaron y ampliaron el sistema de aljibes, haciendo galerías comunicantes entre las cisternas, dando lugar a una intrincada red de túneles. Allí trabajaban los poceros que se desplazaban por las cisternas con zancos y una antorcha apoyándose en pequeñas hornacinas creadas en la pared con tal fin.

25soterranea
Esta red de cisternas proporciono agua a la ciudad hasta 1629 año en que entro en funcionamiento un nuevo acueducto. A finales del siglo XIX el acueducto subterráneo dejo de emplearse, y no volvió a a ser útil hasta la Segunda Guerra Mundial que sirvió como refugio antiaéreo. Poco después de la guerra empezó a usarse como escombrera.

21soterranea

Una parte importante del recorrido se dedica a los sucesos de la Guerra Mundial, donde además de material abandonado se pueden ver las letrinas construidas por los refugiados que pasaron meses bajo la ciudad.

En un momento del recorrido la guía advierte que vamos a iniciar la parte más divertida, pero no apta para claustrofóbicos o personas con talla XXL. A los visitantes se nos proporciona una pequeña lamparita que asemeja una vela y nos introducimos por un estrechísimo pasillo completamente oscuro que da paso a algunas de las cisternas más grandes del complejo. Tras la visita a estas cisternas se inicia el ascenso de 130 escalones a la superficie. Pero la visita no concluye aquí.

24soterranea

Le Quattro Giornate di Napoli

23soterranea
A la salida del recorrido subterráneo hay un mini-museo que recuerda los cuatro días de Nápoles, el suceso mas conocido de la Segunda Guerra Mundial en Nápoles.
Entre el 27 y 30 de Septiembre de 1943, todo el pueblo de Nápoles, con niños mujeres y ancianos se levantó contra la ocupación nazi, al conocer el plan que Hitler había trasladado al coronel Scholl, consistente en llevar a cabo una deportación masiva de los napolitanos a las fabricas alemanas y a continuación destruir la ciudad por completo. La revuelta prospero y la división alemana que ocupaba Nápoles fue expulsada de la ciudad. Este es uno de los acontecimientos mas recordados de Nápoles, y en el barrio de Vomero hay una plaza dedicada, además de varias películas que se ambientan en el suceso.

Tras este mini-museo salimos a las calles de la ciudad para seguir la visita y entramos en una humilde morada napolitana de las conocidas como “casa baja” por estar ubicada a nivel de calle.

En esta casa vivía una señora napolitana, la cual permitió a los arqueólogos visitar su hogar y estos apreciaron un arco en medio del salón. Esto era algo totalmente ajeno a ese tipo de viviendas, por lo que solicitaron a la señora si les autorizaba a dar unos cuantos martillazos en su pared. La señora accedió, y tras la cal y pintura apareció el ladrillo romano. Sin embargo, eso fue poca cosa, pues la señora les dijo que tal hallazgo era una tontería, si querían ver algo interesante lo mejor es que se asomaran “debajo de la cama”.

En este momento de la explicación la guía empuja la cama de la estancia y esta rueda hacia un recoveco de la habitación apareciendo una escalera que desciende a nada más y nada menos que la suma cavea del teatro romano edificado por Nerón.

La visita termina en otra “casa baja” adquirida recientemente, y que alberga parte del graderío, un horno romano restaurado, en el cual hoy se hacen pizzas, y una exposición de “scarabattolas” que son belenes napolitanos encerrados en una urna con una tendencia a la verticalidad, lo que según cuenta la guía del lugar se debe a que en Nápoles, todo se construye encima de algo, pues hasta tiempos recientes estaba prohibido edificar fuera de las murallas.

Así termina la visita no solo a la Nápoles Subterranea sino a la Plaza de San Gaetano, autentico “centro del centro”. Desde esta plaza parte el más popular de los “cardos” romanos, la Via San Gregorio Armenno que comunica el Decumano Mayor con el Decumano Inferior conocido como Spaccanapoli.

Via San Gregorio Armenno.

La Via de San Gregorio Armenno es inconfundible por su “campanile” de la iglesia homónima. Ubicado en el centro de la calle y atravesado por la misma. Y también por ser la calle de los belenistas napolitanos que venden sus figuritas durante todo el año. Si bien la figurita mas visible, es la de Maradona. Esta calle esta repleta de tiendas que confunden el belenismo con el suvenir, o lo fusionan para hacerlo una misma cosa.

26-sangregorio
27-sangregorio

El nombre de la calle se debe a la iglesia situada en la via, la Iglesia de San Gregorio Armenno fundada en el 930 d.C sobre los cimientos de un templo de Ceres y que sin embargo es conocida popularmente como Iglesia de Santa Patricia.

Es una de las fundaciones religiosas mas importantes de Nápoles, una leyenda atribuye la fundación a la madre de Constantino, de la cual, Santa Patricia es descendiente (pues como ya sabemos todos los santos de la iglesia son de clases acomodadas y nobles). Otra teoría más plausible es que se fundara por unas monjas venidas de Constantinopla en el siglo VIII huyendo de la persecución iconoclasta, estas traerían las reliquias del Patriarca de Armenia, San Gregorio Armeno.

Durante toda la Edad media el complejo conventual fue creciendo gracias a numerosas prebendas, diezmos, concesiones de tierras y cuantiosas donaciones debido a que las monjas y niñas que recibían educación en el convento solían ser de nobles familias napolitanas.
En 1443 Fernando I que había sido designado como sucesor de Alfonso V de Aragón en el refectorio de la vecina San Lorenzo Maggiore, fue bendecido como heredero en esta iglesia y nombrado Duque de Calabria. En 1556 bajo el influjo de Trento, las monjas pasaron a ser de clausura.

En el plano artístico la reconstrucción iniciada en 1572, doto al complejo de su apariencia barroca actual, y durante todo el siglo XVII se añadieron estancias y nuevas alas al convento. Las posteriores intervenciones realizadas en 1745 fueron de tipo decorativo y otorgaron al templo su clara estética rococó.

29-sangregorio

Se trata de una iglesia de una sola nave, sin crucero, con presbiterio rectangular coronado con media cúpula y con cinco capillas laterales. La iglesia cuenta con 52 frescos de Lucas Jordan, uno de los pintores que mas huella ha dejado en Nápoles.

La riqueza de la fundación era tal, que usando sus fondos pudo escapar de la supresión de monasterios y conventos llevada a cabo por Murat durante el periodo de ocupación napoleónica.

En 1922 las monjas benedictinas fueron sustituidas por otra congregación y a partir de 1950 la institución educativa se orientó hacia jóvenes huérfanas y humildes en lugar de niñas de las clases altas como hacían las benedictinas. No fue por caridad, sino por fin de “vocaciones” en las clases altas.

La Iglesia de San Gregorio es de libre acceso, pero su claustro es visitable previo pago de 2€ . A este se accede por una enorme y monumental escalinata de finales del siglo XVI que incorpora una decoración con frescos del siglo XVIII.

Este lugar, dejando al margen todas las consideraciones artísticas y culturales, tiene un atractivo adicional. Es un monumento muy poco visitado por los turistas, por lo que el visitante puede encontrarse en el claustro solo o casi, lo que convierte el lugar en un auténtico oasis de paz y tranquilidad, que nadie diría que se encuentra en el corazón mismo del bullicioso centro histórico de Nápoles.

28-sangregorio

El claustro es como un jardín con fuentes barrocas y bancos para sentarse, que puede cumplir perfectamente la función de espacio de relajación en medio de una intensa jornada de visitas por la ciudad. Su visita incluye el acceso al coro alto que permite una visión de la Iglesia mucho más panorámica que la de pie de calle.

Continuación: Scappanapoli, viaje a la Historia de Nápoles…y España (II)

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario