Allyón y Maderuelo villas medievales de Segovia.

0

De Ayllón a Maderuelo, tierras de frontera.

Ayllón y Maderuelo son dos pueblos del noreste de Segovia conocidos por su belleza paisajistica y monumental. El primero da nombre a una serrania que abarca tierras de Segovia, Guadalajara, Soria y Madrid. Y el segundo se encuentra en el corazón del parque natural de las Hoces de río Riaza.

Vamos a conocer algo más de cerca estas dos localidades de Segovia que cada vez atraen más gente, del llamado, “turismo de escapadas” o de fin de semana.

Ayllon.

Ayllón se encuentra muy cerca del limite con Soria, capital de la que dista 100km. De Segovia lo hace a 94 km. De Madrid a 139 km. Y Aranda del Duero se encuentra a 50 km. La carretera que llega hasta Ayllon es la N-110 que une Soria con Plasencia.

Calle de Ayllón hacia la Plaza Mayor, con la espadaña de la Iglesia de Santa María

Calle de Ayllón hacia la Plaza Mayor, con la espadaña de la Iglesia de Santa María

Una reseña historica de Ayllón.

Aunque hay vestigios celtiberos y romanos, serán los arabes quien la repueblen como punto defensivo. No muy lejos de Ayllon se encuentra San Esteban de Gormaz bastión clave de la defensa de Castilla y a menudo atacado por las huestes andaluzas, por tanto la Villa era puesto de frontera y combate frente a los cristianos hasta que en el 1085, Alfonso VI tomo la ciudad.

Ya bajo dominio cristiano fue la capital de la Villa y Tierra de Ayllon que agrupaba pueblos de Soria, Guadalajara y Segovia. Varios fueron los reyes y reinas castellanos que por esta villa pasaron, algunas como María de Molina se alojaron en la villa varias semanas. En 1327 la villa fue brutalmente saqueada por el infante Don Juan Manuel. La razón fue el repudió sufrido por su hija Constanza de manos del rey Alfonso XI que se casó con María de Portugal.

En el verano de 1411 Fernando de Antequera futuro Rey de Aragón en virtud del Compromiso de Caspe, se instala en Ayllón a la espera de acontecimientos en el reino vecino. Allí acuden la reina Catalina de Lancaster y el príncipe Juan, ocasión que sirve para rubricar el Tratado de Ayllón con Portugal que reconoce a la casa de Avis como soberanos portugueses.

rioAyllon

El río Aguisejo bordea la Villa de Ayllón

Poco después se reune con las reales personas el dominico valenciano Vicente Ferrer. Es posible que en su estancia gestara su estrategia de apoyo a Fernando de Antequera en el Compromiso de Caspe. Esta sería decisiva para que triunfara su candidatura en este acuerdo.

Lo que es seguro es que Vicente Ferrer aprovecho la ocasión para “aconsejar” una serie de medidas con las que discriminar y hacer la vida un poquito más imposible a la nutrida comunidad judía de Ayllón. Esta comunidad llego a tener su propia aljama, es decir gestionaba sus propios impuestos a la monarquía.

A Vicente Ferrer no le gusto tanta prosperidad hebrea y le hecho una regañina a los reyes por su permisividad, además de mandar que los judíos fueran señalados en sus ropajes y se les segregara. Los reyes aprendieron la lección y al año siguiente las Leyes de Ayllón sancionan la discriminación religiosa de forma más severa.  Sin duda una hazaña más en el haber de este “santo“, miembro de la más fanática y antisemita de las órdenes religiosas de la baja edad media, los dominicos.

A mediados del siglo XV Ayllón acogió como desterrado a Don Álvaro de Luna, con su nuevo título, Conde de San Esteban (de Gormaz), una nieta de este casaría con Diego López Pacheco, II Marqués de Villena.

En su nueva condición de villa señorial de la casa de Villena, Ayllón adquirió buena parte del patrimonio monumental que hoy puede verse.

Una última anécdota es que la Infanta doña Isabel sobrina de Alfonso XIII quiso parar en esta localidad en su viaje a Barcelona para la exposición internacional de 1929. El motivo fue su deseo de contemplar in situ dos de los edificios que se reproducen en el Poble Espanyol. El Palacio de los Contreras y la Casa de la Torre.

Que ver en Ayllón.

Arco medieval de la Villa de Ayllón

Arco medieval de la Villa de Ayllón

La entrada principal a la villa es el Arco medieval que sobrevive a los tres que tuvo a muralla, este se encuentra al lado del río Aguisejo.

En dicha puerta lucen los escudos de los marqueses de Villena, escudos que pueblan varios rincones de Ayllón. Como el ayuntamiento o el convento de las monjas concepcionistas, prueba del poder omnímodo de esta familia en Ayllón.

Palacio de los Contreras.

Palacio de los Contreras en Ayllón

Palacio de los Contreras en Ayllón

Nada más traspasar el arco aparece ante nosotros el edificio civil más notable del pueblo. El Palacio de los Contreras, de 1497. El Palacio en estilo gótico tardío o plateresco presenta tres escudos ladeados y enmarcados por un cordón franciscano. Bajo los escudos la siguiente inscripción: “REINANDO EN CASTILLA Y EN ARAGÓN LOS MUY ALTOS PRÍNCIPES DON FERNANDO Y DOÑA ISABEL ESTA / CASA MANDO HACER EL MUY VIRTUOSO FIJODALGO: JUAN DE CONTRERAS EL AÑO DE MCCCCXCVII”.

El tal Contreras era el regidor de Segovia en tiempos de Isabel. El Palacio a menudo se menciona como Palacio de Don Álvaro de Luna, atribución errónea por completo, pues las fechas no cuadran.

Plaza Mayor.

El blogger con sus blogueritos en la Plaza Mayor de Ayllón.

El blogger con sus blogueritos en la Plaza Mayor de Ayllón.

El espacio más monumental de la Villa es su Plaza Mayor, con soportales de madera típicamente castellanos. Su lado norte destaca por la presencia del Ayuntamiento y la Iglesia de San Miguel, frente a ellos una fuente de cuatro caños.

Del Ayuuntamiento solo la fachada y sus balconadas son del siglo XVI, pues sobrevivieron a un incendio de 1945.

Para ver la plaza en su máximo esplendor lo ideal sería venir a las fiestas medievales del último sábado de Julio.

Iglesia de San Miguel.

Interior de la Iglesia de San Miguel.

Interior de la Iglesia de San Miguel.

Hoy ejerce como Oficina de información turística, fue desacralizada en 1902. Es de románico de transición al gótico, su ábside es plenamente románico, así como su puerta con arquivoltas. Esta puerta no es muy visible por efecto de la balconada del atrío construida en el siglo XVI, que le da un aspecto muy original al templo. Su razón de ser es permitir al clero un buen mirador durante los festejos taurinos.

En el interior además de la citada función turística se halla un sepulcro de alabastro de Doña María Álvarez de Vallejo y su esposo, Pedro Gutiérrez, secretario de don Diego López Pacheco y  doña Juana Enríquez, Marqueses de Villena. Su ubicación original era la Iglesia de San Juan en la localidad, pero su paso a manos privadas provoco su traslado a San Miguel.

Sepulcros en la Iglesia de San Miguel.

Sepulcros en la Iglesia de San Miguel.

Además hay varios sepulcros en hornacina y una bóveda de cañon apuntado que da una gran amplitud a la iglesia, la cual sirve como lugar de conciertos y exposiciones.

Otros monumentos destacables. 

La Iglesia de Santa María la Mayor es un templo neoclásico que destaca por su gran espadaña de 40 metros de altura. Frente a la Iglesia de San Miguel esta la casa de la Torre el edificio civil más antiguo de la villa.

En las afueras de la villa pero fácilmente visible desde la misma se encuentra La Martina, esta es una torre albarrana de época árabe que domina el cerro conocido como “el castillo”. La torre ha llegado hasta nuestros días porque fue convertida en campanario de la iglesia románica de San Martín (de ahí su nombre de La Martina). La iglesia desapareció pero su campanario pervive hoy como uno de los iconos de Ayllón.

Dos ejemplos de puesta en valor gracias al turismo.

Hay dos monumentos de la villa de Ayllón que actualmente son restaurantes y hoteles. El Convento de las monjas concepcionistas. Hoy es hospedería y restaurante con un bello claustro románico. 

El Convento

Dirección: C/El Parral, s/n

www.elconventodeayllon.com

reservas@elconventodeayllon.com

Teléfono: 670 39 35 33

El convento de San Francisco.

Extramuros de la Villa se ubica este convento franciscano de 1214. Aquí se reunieron Fernado de Antequera , Vicente Ferrer, Catalina de Lancaster y el príncipe Juan. Hoy funciona como establecimiento especializado en eventos, catering, y bodas. Los Claustros.

Camino de Maderuelo.

Maderuelo, villa medieval.

Maderuelo, villa medieval.

Desde Ayllón tomamos la SG-945, o carretera de Aranda, que al cabo de 16 kilómetros nos dejara en Maderuelo.

Maderuelo como tierra de frontera, gozo del status de cabecera de región como Villa y Tierra de Maderuelo, una vez conquistada por Fernán González, conde de Castilla.

La Ermita de la Vera Cruz de Maderuelo.

Antes de entrar al pueblo, encaramado en un cerro que domina el embalse de Linares, en uno de los principales meandros del río Riaza se halla la ermita de la Vera Cruz.

Vista de maderuelo desde la ermita de la Vera Cruz

Vista de Maderuelo desde la ermita de la Vera Cruz

En un bello espacio ajardinado con vistas al río se ubica esta ermita que sustituyo a una visigoda. A principios del siglo XX se dieron a conocer sus valiosos frescos románicos. Afortunadamente en esta ocasión los frescos se salvaron, y hoy lucen espléndidamente en el Museo del Prado, evitando así que corrieran la misma suerte que los de la no muy lejana, ermita soriana de San Baudelio de Berlanga.  Desde el 2011 existen en el interior unas réplicas de las pinturas, mientras que en la cabecera se mantienen elementos originales aunque muy deteriorados.

El nombre de la ermita alude a los supuestos trece templos españoles que albergaban pedazos de la Cruz de Cristo traídos por caballeros templarios.

El lugar que ocupa la ermita dispone de bellas vistas y espacios acondicionados para hacer un picnic. Desde aquí si tuviéramos la “suerte” de llegar en tiempos de gran sequía podríamos admirar el puente romano (por sus características, pues posiblemente es posterior). Pero en caso contrario el puente nuevo, edificado para salvar las aguas del embalse, nos conducirá a la amurallada y alargada villa de Maderuelo.

Que ver en Maderuelo.

Arco de entrada a la Villa de Maderuelo

Arco de entrada a la Villa de Maderuelo

Una empinada calle nos lleva hasta el Arco de entrada al pueblo. Una vez traspasado lo normal es tomar la calle de San Miguel, pasar frente a la restaurada iglesia románica de San Miguel, cruzar la Plaza del baile, antiguo lugar del mercado y continuar por la misma calle, que ahora pasa a llamarse calle de Arriba.

Fachada de la Iglesia de Santa María.

Fachada de la Iglesia de Santa María.

Esta nos conduce a la plaza principal donde se halla la Iglesia de Santa María del Castillo, un pastiche con elementos musulmanes, mudéjares, románicos, góticos, renacentistas, barrocos y neoclásicos como su espadaña. Incluso hay quien sostiene que fue sinagoga.

Arcos ciegos de herradura adosados al muro de Santa María,, Un elemento mudejar.

Arcos ciegos de herradura adosados al muro de Santa María. Un elemento mudejar.

En un lado de la Iglesia se encuentra un mirador que permite apreciar el embalse de linares, junto al mismo un lanzapiedras o fundíbulo aguarda su empleo al llegar las fiestas medievales del último fin de semana de Agosto.

Blogueritos aprestando el Lanzapiedras para la defensa de la plaza.

Blogueritos aprestando el Lanzapiedras para la defensa de la plaza.

Si hay una calle de Arriba es porque hay otra de Abajo, esta es la idónea para retornar del paseo, admirando las calles, puertas y arcos que decoran la villa medieval, junto con coquetas casa rurales.

Entrada a la Villa de Maderuelo

Entrada a la Villa de Maderuelo

Comida y alojamiento en Maderuelo.

Terraza de la Posada del Medievo

Terraza de la Posada del Medievo

Antes de llegar nuevamente al Arco de la villa podemos detenernos a comer (o dormir) en la Posada del Medievo un lugar ideal para darle gusto y descanso al cuerpo. Y además disfrutar de una preciosa terraza donde tomar algo entre los lienzos de la antigua muralla.

Otra opción es fuera del pueblo, el restaurante Veracruz, junto a la ermita y cuyo mayor aliciente es su espléndida terraza con vistas al embalse y la estampa medieval de Maderuelo.

nochemaderuelo

http://www.maderuelo.com/

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados