Badajoz en un dia. Un vistazo express a la capital pacense

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Que ver en Badajoz en un día.

  Recientemente realice una ruta por Extremadura de cuatro días, la cuarta o quinta que hago a una tierra de las que más atractivos posee desde mi punto de vista, ya que no soy fanático del sol y playa. Sin embargo en las anteriores visitas no toque Badajoz, que suele ser discriminada a la hora de enumerar los lugares “must-see” de Extremadura.  De manera que en mi itinerario que incluía varios “must-see” de la provincia de Badajoz (pues mis anteriores viajes fueron más cacereños) decidí hacer una parada en Badajoz haciendo caso omiso a los que me dijeron que podría obviarla. Y acerté.

badajoz

Vista del Guadiana desde la Alcazaba

 

Un poco de historia

 Badajoz fue fundada por Ibn Marwan “el Gallego” en el 875, aunque hay numerosos vestigios de asentamientos anteriores tanto visigodos como pre-romanos. Cuando el califato de Córdoba se desintegro en diversas taifas Badajoz fue una de las más extensas y prosperas. De este periodo procede el color negro de la bandera de Extremadura, pues era el del estandarte de los reyes aftásidas del Reino de Badajoz.

 En 1230 Alfonso IX de León incorporo la ciudad a la órbita cristiana, la amenaza islámica dió paso a las guerras con Portugal, primero en la edad media y luego en la llamada guerra de la restauración portuguesa. La guerra de sucesión española y sobretodo la guerra de la independencia también convirtieron a la ciudad en escenario bélico. Esto ha contribuido a que una buena parte del patrimonio de Badajoz sea de naturaleza militar.

  Mi visita fue escueta y apenas duro algo más de dos horas, tiempo absolutamente insuficiente como para hablar con un mínimo de criterio sobre cualquier ciudad. Pero no para llevarse una “impresión” y aconsejar al turista que pase por allí y que se detenga aunque solo sea dos horas,. Pero que debería hacerlo más, tal y como hará el que esto escribe en el futuro.

La Plaza Alta

 Mi ruta comienza en las casas coloradas en la Plaza Alta. Esta plaza fue la principal de la ciudad una vez que se sobrepasaron los muros de la alcazaba, por lo que debió de ser lo que en las ciudades musulmanes es el Zoco, y ya bajo el dominio cristiano el mercado.

 La plaza es casi rectangular y hay que admitirlo, si la hemos visto anteriormente en fotos, una vez que la ves en vivo resulta algo más pequeña de lo esperado, pero no por ello menos atractiva.

 El lado que se apoya en las murallas de la alcazaba es el más antiguo, con influencias medievales. En ese lado se encuentran las casas consistoriales, que estuvieron mucho tiempo ocultas hasta que obras posteriores sacaron a la luz un edificio mudéjar con cuatro arcos de herradura sustentados por columnas, y que resultó ser el antiguo ayuntamiento de la ciudad.

Casas consistoriales en la Plaza Alta de badajoz

Casas consistoriales en la Plaza Alta de badajoz

 Sin embargo lo que más llama la atención es la parte barroca de la plaza, de finales del XVII. Inconclusa a causa de la guerra de sucesión y que pretendía llegar a ser una plaza porticada como tantas otras barrocas pero con una decoración mucho más original.

La alcazaba

 La alcazaba almohade es el monumento más notable y visible de la ciudad, fue construida entre los siglos X y XII. La actual alcazaba presenta un gran perímetro, las murallas están jalonadas de torres cuadrangulares muchas de ellas de tipo albarrana. Los efectos de la rehabilitación son bastante visibles.

Características torres albarranas

Características torres albarranas

La restauración es bastante apreciable.

La restauración es bastante apreciable.

  El principal acceso a la alcazaba es la Puerta del capitel, junto al Arco del Peso en la Plaza Alta. Es de época almohade y se conserva casi en su totalidad. Se llama asi porque tiene un capitel romano empotrado sobre el arco de entrada. Como es habitual su entrada es en recodo para obstaculizar el paso del enemigo.

 De todas las torres albarranas la llamada Espantaperros o de La Atalaya es la más famosa. Data del siglo XII. Su planta octogonal y el remate de ladrillo colocado en el siglo XVI le dan a la torre un aire similar a la Torre del Oro en Sevilla.

Puerta del Capitel

Puerta del Capitel

Torre Espantaperros

Torre Espantaperros

 En el amplio interior de la Alcazaba, destaca el Palacio de los Duques de Feria, completamente restaurado, pues llego a ser una ruina, hoy alberga el museo arqueológico. El palacio se construyó a finales del siglo XIV, siendo restaurado en el XVII, de estilo renacentista con influencia mudéjar presenta dos grandes torreones, unidos por un balcón sobre la puerta con arco conopial.

Palacio de los Duques de Feria

Palacio de los Duques de Feria

Hacia la Plaza de España

 Sin tiempo para poder visitarlo me encamino hacia la catedral por la calle San Juan pero antes de llegar una gran cúpula llama mi atención, es la de la Iglesia de la Concepción. Su gran cúpula ovalada se encaja sobre una planta rectangular y es una curiosa mezcla de elementos barrocos con elementos neoclásicos. Merece la pena una visita aunque sea casual como la que yo hice, a este templo que se supone proyectado por Ventura Rodriguez. Con sus dos esplendidas fachadas curvilíneas y un gran escudo del ilustre (o no, según opiniones) Don Manuel Godoy, pacense de nacimiento.

Catedral y Ayuntamiento

 Una vez en la Plaza de España, destaca la Catedral y el ayuntamiento. Aquella llamada de San Juan Bautista y que sustituyó a la más antigua de Santa María que se encontraba en el interior de la Alcazaba. Su construcción abarca desde el siglo XIII al XVIII y su razón de ser fue que al convertirse Badajoz en sede episcopal se pretendía tener un templo de mas fuste que la catedral de Santa María. Que en realidad era la antigua mezquita reconvertida en Iglesia. Como tantas catedrales españolas es un batiburrillo de estilos donde conviven codo con codo el gótico con el barroco, y el renacimiento con el mudéjar. Su construcción es bastante sencilla no solo por falta de fondos, sino porque las continuas guerras fronterizas no aconsejaban hacer florituras.

Plaza de España en Badajoz

Plaza de España en Badajoz

 No obstante la decoración interior es más rica, con un magnifico retablo barroco, y una sillería excelente del siglo XVI, además de tres órganos barrocos y una colección de tapices flamencos.

La Plaza de la Soledad

 Una vez cumplida la visita retomamos la calle San juan para inmediatamente torcer a la izquierda por la calle Virgen de la Soledad que llega a la plazuela de la Soledad. Peatonalizada en el 2010, es una de las plazas más conocidas de la ciudad y alberga dos edificios emblemáticos, La Giraldilla, sede de los antiguos almacenes La Giralda, que es una  reproducción a menor escala de la Giralda sevillana. Y junto al mismo, el edificio de “las tres campanas” de 1899 ejemplo de arquitectura modernista con rica decoración y un reloj con parasol.

Plazuela de la Soledad

Plazuela de la Soledad

 Desde aquí subiendo por la calle San Pedro Alcántara regresamos para concluir la visita express pero apreciando las pequeñas calles que rememoran el pasado almohade de la capital pacense.

Calle de clara reminiscencia andalusí

Calle de clara reminiscencia andalusí

 Pero antes de partir hacia Elvas que es mi siguiente destino nada me impide parar otra media hora para ver Badajoz desde la otra orilla del Guadiana, al pie del Puente de las Palmas de estilo herreriano y 32 arcos.

Puente de las Palmas en Badajoz

Puente de las Palmas en Badajoz

Badajoz en un día es una visita corta, desde luego más corta que la próxima porque esa espero que sea larga.

Este post ha utilizado como principales fuentes de información las siguientes webs.

http://www.monumentosdebadajoz.es/main.htm

http://www.turismobadajoz.es

 

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados