Oporto en un día, un nostálgico aire atlántico

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Un paseo por Oporto.

 Oporto es una ciudad de inconfundible aire atlántico, y esto le imprime ese aire nostálgico y melancólico que casi se ha convertido en un signo de identidad del ser portugués. Hay algo atractivo en lo decadente.

oporto-1

De la Torre de los Clérigos a la Avenida Dos Aliados

Desde un punto alto de la ciudad iniciare este breve recorrido por la capital de Douro. Este punto es el lugar donde se alza la Torre de los Clerigos que con sus 75 metros de alto es el edificio más alto de Oporto y lo fue de Portugal hasta finales del siglo XX que la Torre Vasco de Gama en Lisboa le supero. De hecho uno de usos era observar la llegada de barcos al puerto.

oporto-21

Esta torre es también mirador y permite disfrutar de la mejores vistas de la ciudad, la entrada cuesta dos euros. Monumento Nacional desde 1910, es obra del arquitecto italiano Nicolau Nasoni autor también de la iglesia anexa. Se inicio en 1754 y finalizo en 1763 a instancia de la Hermandad de los Clérigos Pobres.

La Iglesia está realizada en un estilo rococó más abigarrado que el de la torre y tiene un interior con planta elíptica.

oporto-2

Dejando atrás la fachada de la Iglesia tomamos la Rua dos Clerigos y pronto llegaremos a el centro neurálgico de Oporto, la avenida Dos Aliados.

oporto-18

Mas que una avenida parece una enorme plaza rectangular. En su parte baja presidida por la estatua ecuestre de Pedro IV y en lo alto dominada por el ayuntamiento de la ciudad.

plazaoporto-1

Sus edificios blancos muestran un buen repertorio de arte modernista de finales del XIX y principios del XX.

oporto-4

En los bajos de estos edificios se encuentran algunos de los cafes más tradicionales de Oporto como el Café Guarany o café dos músicos fundado en 1933 cuya decoración se debe al famoso escultor portugués Henrique Moreira.

El nombre de Guaraní se debe a los indios de la zona de Paraguay, Paraná y Uruguay que fueron zonas cafeteras.

oporto-3

Por la parte baja de la avenida dos aliados dirección hacia la Rua 31 de Janeiro nos dirigimos a la estación de Sao Bento, si bien podríamos continuar por la calle mencionada y subir hasta la bella iglesia de San Idelfonso finalizada en 1739. En su interior destacan las vidriera el retablo y el órgano. La fachada está decorada con 11.000 azulejos que narran los hechos de San Idelfonso y datan de 1931.

oporto-17

La Estación de Sao Bento.

oporto-19

Llamada así por ocupar el solar donde se encontraba el convento de Sao Bento del Ave María, su arquitecto es José Porto, Marques da Silva y fue inaugurado en 1916.

Una visita imprescindible y difícil de perder por su situación absolutamente céntrica, cerca de la Catedral, la Avenida Libertade y el barrio de la Ribera y su puente de Luis I

oporto-15

Su mayor atractivo son sus azulejos, 20.000 exactamente. Las escenas representadas son obra del pintor Jorgue Calaco (1866-1942) y representan tanto escenas campesinas como otras relacionadas con la historia de la ciudad.

Los azulejos de la franja superior son policromos mientras que los demás mucho mas grandes son los característicos azulados de la ciudad del Douro

oporto-16

Toca encaminarse por la avenida Dom Alfonso Henriques y a su derecha se vislumbra el conjunto de la catedral de Oporto.

La Catedral de Oporto.

oporto-10

Oporto fue capital de Portugal hasta 1147 y los terrenos de la capital son una donación de Doña Teresa de Portugal hija de Alfonso VI de León y su amante Jimena Muñoz y madre de Alfonso I primer rey de Portugal habido con Enrique de Borgoña. Esta cedió el terreno al obispo Don Hugo para la catedral del nuevo reino recién escindido de León.

Ubicada en uno de los puntos más altos de la ciudad, la Catedral de Oporto es un conjunto arquitectónico con cierto aire de fortaleza y que aúna románico, gótico, barroco y rococó.

La iglesia tiene una puerta rococó pero encima se sitúa su gran rosetón románico de transición al gótico.

oporto-11

Su interior destaca por sus bóvedas de cañón ligeramente apuntadas, anunciando así el gótico.

El ábside medieval se ha perdido y se construyó una capilla mayor barroca con un gran retablo de finales del siglo XVII y a sus lados dos órganos uno del siglo XVII y otro del XIX.

oporto-12

Se puede visitar el severo claustro de la catedral con bóveda de crucería y con arcos torales, y arcos apuntados sobre dobles columnas y con óculo.

La galería está decorada, como no, con grandes murales en azulejo azul del siglo XVIII y que representan escenas del cantar de los cantares. El claustro da paso a cuatro salas donde se alberga el tesoro de la catedral.

oporto-32

Desde la Catedral de Oporto podemos descender por un tortuoso entramado de callejuelas empinadas que buscan la ribera del rio. Este sin duda es uno de los más pintorescos paseos de la ciudad y que además nos conduce al cenit turístico de la ciudad, la ribera y la vista del puente de Luis I.

oporto-9

Puente de Luis I
oporto-27
Originalmente aquí había un puente colgante que no satisfacía la demanda creada por el próspero y creciente comercio de la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX. De manera que en 1879 se abrió el concurso para un puente metálico que sustituyera al colgante.

El primer proyecto de Gustave Eiffel solo abordaba una plataforma en la parte de la ribera, con un sistema levadizo en el medio pero las autoridades exigieron un puente de dos plataformas. De este modo gano el proyecto presentado por el ingeniero Théophile Seyrig de la compañía belga Société de Willebroeck.

oporto-8

El puente tiene 390 metros de longitud en su parte superior y 174 en la parte inferior. La parte superior se utiliza para el tránsito del Metro mientras que el inferior es para vehículos a motor. Ambas pasarelas se sujetan por un arco de hierro con 172 metros de luz y cinco pilares.

El Barrio de la Ribeira.

El Puente de Luis I preside la zona más pintoresca, animada y bulliciosa de Oporto, el barrio de La Ribeira.
oporto-30
oporto-29

Este bello rincón de Oporto tiene su lugar más animado en la plaza de la Ribeira, repleto de restaurantes donde comer bacalao entre otras cosas y disfrutar de una buena copa de Oporto proveniente de las numerosas bodegas que se vislumbran en la orilla de enfrente.

Desde esta plaza se accede a la Rua de fonte taurina donde se encuentran algunos de los mejores lugares para yantar y comprendiendo todo el abanico de precios y comodidades.

oporto-26

Las casas que rodena esta plaza y sus adyacentes destacan por sus vivos colores y sabanas tendidas, junto con las inevitables parabólicas que cuelgan de los balcones realizados en forja, más algunas fachadas con azulejos la mayoría inevitablemente azules.

oporto-31

Pasear por el muelle Cais de Ribera es una auténtica delicia.

oporto-28

Una vez deleitados, comido y bebidos si proseguimos por el Cais da Estiva llegaremos a la Rua do Infante Don Henrique y allí nos espera uno de los mejores monumentos de Oporto, la Iglesia de San Francisco.

oporto-22

La primera iglesia franciscana es de principios del siglo XV, de esta época pervive la iglesia pues el convento ardió en el siglo XIX. Este templo es sin duda uno de los más ricos y suntuosamente decorados de toda Europa.

oporto-23
La iglesia está literalmente recubierta de oro, según se dice con 300 o 400 kilos de oro en polvo. Junto con esto grandes esculturas, cuadros y detalles románicos, góticos y barrocos. Su deslumbrante riqueza es una visita inexcusable de la visita, pero también lo es las catacumbas y osarios del templo, de los más impresionantes de Europa.

oporto-13

Con esto termina una fugaz visita a la capital del Douro, Oporto.

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario