Olivenza y Elvas. Fortalezas de frontera

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Olivenza y Elvas, un paseo por La Raya.

Vista del castillo diociochesco de Elvas, a las afueras de la ciudad.

Vista del castillo diociochesco de Elvas, a las afueras de la ciudad.

La localidad portuguesa de Elvas y la española de Olivenza son dos bonitas ciudades de La Raya, o frontera con Portugal en tierras de Extremadura. La primera es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y la segunda bien podría serlo, pues a mi gusto es bastante más bonita.

Una bonita plaza de la bella Olivenza

Una bonita plaza de la bella Olivenza

La vieja historia ha marcado a ambas con grandes fortalezas de frontera, y en el caso de Elvas su fuerte y sus defensas abaluartadas son de las mayores del mundo.

Que ver en Elvas.

Antigua Alpesa romana fue tomada a los musulmanes en 1166 por Alfonso VIII, pero los musulmanes la recuperaron y la conquista definitiva será a cargo de Sancho II de Portugal en el 1226.

Desde entonces se transformó en un gran puesto de defensa ante las incursiones españolas. Así fueron creándose anillos y complejos defensivos durante toda la Edad Media. Pero es la fortaleza del siglo XVII la que hoy podemos contemplar en mejor estado. Es uno de los mejores ejemplos de fortaleza holandesa del mundo. Se complementa con un castillo o fuerte poligonal del siglo XVIII.

Acceso abalaurtado de Elvas

Uno de los accesos abalaurtados de Elvas

Esta fortaleza pudo demostrar su valor cuando el ejército español sufrió un completo desastre en su intento de conquistar la ciudad en 1659, justo un año después de que los portugueses se hubieran estrellado contra Badajoz.

Una calle de Elvas

Una calle de Elvas

En el interior de la ciudad sus calles confluyen hacia la plaza de la Republica, el centro neurálgico de la ciudad, que ocupa la posición más alta.

Un rincón pintoresco de Elvas

Un rincón pintoresco de Elvas

Iglesia de Nossa Senhora da Praça

En esta plaza se ubica la antigua catedral, pues Elvas fue declarada sede obispal en 1571. Se trata de la Iglesia de Nossa Senhora da Praça, iniciada en 1517 y concluida en 1537. Es un edificio sólido, con una sola torre, tiene algo de fortaleza, como toda la ciudad. Ejerció como catedral desde la referida fecha de 1571 hasta 1881.

Iglesia de Nossa Senhora da Praça

Fachada de la Iglesia de Nossa Senhora da Praça

Su estilo era manuelino pero las sucesivas intervenciones apenas han dejado visible su origen arquitectónico, quedan sus puertas laterales, no así la principal que es un añadido neoclásico.

Puerta Manuelina de Nossa Senhora da Praça

Puerta Manuelina de Nossa Senhora da Praça

Organo de Nossa Senhora da Praça

Organo de Nossa Senhora da Praça

En el interior hay que destacar la capilla mayor de 1734 con gran profusión de mármoles, y el excelente órgano italiano construido entre 1762 y 1777.

El Largo de santa Clara y la Iglesia de la consolación.

Subiendo por la calle a la derecha de la Iglesia llegamos a uno de los rincones más bonitos de la ciudad, el Largo de Santa Clara donde se aprecia una picota de estilo manuelino símbolo del poder municipal. Esta se conoce como Pelourinho, y algo más arriba esta la Porta do Templo o Dos santos que perteneció a la antigua fortaleza árabe.

El Largo de Santa Clara con el Pelourinho, y mas arriba la puerta Dos santos de origen árabe

El Largo de Santa Clara con el Pelourinho, y mas arriba la puerta Dos santos de origen árabe

En la misma plaza se halla una de las más interesantes visitas, la Iglesia de la Consolación o ‹‹Capilla de los Afligidos››.

Data del siglo XVI y era parte de un convento de dominicas. Su planta es octogonal y destaca sobre todo por su decoración en azulejos de influencia andalusí y las ocho columnas rosas que sostienen la cúpula.

Cúpula de la Iglesia de la Consolación

Cúpula de la Iglesia de la Consolación

Acueducto de Amoreira.

A las afueras de Elvas además de su castillo dieciochesco, llama la atención una gran obra de ingeniería, el acueducto de Amoreira de 7 kilómetros de largo con 843 arcos y una altura de 31 metros en su punto más alto.  Es de 1652.

El acueducto de Amoreira en Elvas

El acueducto de Amoreira

Que ver en Olivenza.

Una vista de la blanca y bella ciudad de Olivenza

Una vista de la blanca y bella ciudad de Olivenza

Cruzando el Guadiana, llegamos a Olivenza, esta no es Patrimonio de la Humanidad, pero sus encaladas calles, bulevares, sus “pasos” (pequeños altares, con azulejos azules), terrazas, y puertas manuelinas hacen de Olivenza una población absolutamente deliciosa.

Algo de historia.

Olivenza ha cambiado de manos en varias ocasiones. Cuando Alfonso IX conquisto Badajoz en 1230 recompenso a los templarios por su ayuda con los enclaves de Burgillos y Alconchel y estos crearon la encomienda de Oli-ventia, donde edificaron un castillo.

Murallas medievales de Olivenza

Murallas medievales de Olivenza

Alfonso X expulso a los templarios y Fernando IV cedió la plaza a Don Dionisio I de Portugal mediante el Tratado de Alcañices de 1297.

Es durante el periodo portugués cuando la villa alcanza su esplendor, y la mayor parte de su patrimonio monumental pertenece a este periodo.

La villa amplia el antiguo castillo templario, y con Manuel I se construirían sus principales monumentos como la Iglesia de la Magdalena, las Casas Consistoriales y el gran Puente fortificado de Ayuda, con 19 arcos y 450 metros. Hoy se conserva parcialmente después de que los ejércitos borbónicos lo volaran en 1709 durante la Guerra de Sucesión española.

El puente de Ayuda, un trozo español y otro portugues.

El puente de Ayuda, un trozo español y otro portugues.

Durante la Guerra de Independencia de Portugal los españoles tomaron la plaza en 1657, pero el tratado de paz de 1668 obligó a devolverla a Portugal.

A partir de ese momento la mayoría del patrimonio histórico de la ciudad es más de naturaleza militar que religiosa o civil, como es la anterior a 1657.

Baluarte del siglo XVII en Olivenza

Baluarte del siglo XVII en Olivenza

No solo por su gran perímetro abaluartado, sino por la gran cantidad de edificios destinados a cuarteles, establos, polvorines, arsenales, etc, que hoy en día han sido transformados en equipamientos municipales.

Retrato de Manuel de Godoy durante la Guerra de las Naranjas. Goya

Retrato de Manuel de Godoy durante la Guerra de las Naranjas. Goya

A pesar de todo, los portugueses perdieron Olivenza durante la surrealista Guerra de las Naranjas de 1801. Esta sirvió para que Godoy se hiciera pintar como Gran General, después del breve y sencillo cerco de Olivenza.

Eso sí, Goya, como en él era habitual, no tuvo piedad a la hora de plasmar la presuntuosidad del advenedizo.

Desde entonces Olivenza es ciudad española.

Iglesia de Santa María del Castillo.

Iglesia de Santa María del Castillo en Olivenza

Iglesia de Santa María del Castillo

Construida sobre su precedente medieval entre 1584 y 1627, al igual que la de Elvas tiene una torre-fachada con una bonita portada coronada por un rosetón.

Su interior es de planta de salón ya que las tres naves tienen la misma altura. Tiene una decoración sobria si exeptuamos los azulejos del siglo XVII y XVIII.

Interior de Iglesia de Santa María del Castillo

Interior de Iglesia de Santa María del Castillo

Pero de todos los elementos decorativos el más llamativo es sin duda el Árbol de Jesse,  representación del árbol genealógico de Cristo. Se halla en el lado del evangelio y es uno de los mejores que existen con este motivo iconográfico.

Sus raíces surgen del cuerpo de Jesse, padre de David, y sus seis ramas sostienen a los doce reyes de la casa de Judá, mientras que la copa, sustenta una mandorla con la virgen y el niño.

Árbol de Jasse, la genealogía de Cristo

Árbol de Jesse, la genealogía de Cristo

La Iglesia de la Magdalena

Gran Iglesia de estilo manuelino edificada como templo para los obispos de Ceuta, ya que estos pájaros ejercían su labor apostólica a unos cientos de kilómetros de su sede norteafricana. El primero de ellos, Don Enrique de Coimbra, enterrado en la Iglesia fue confesor de Manuel I y primer religioso en oficiar misa en Brasil.

Puertas manuelinas de la Iglesia de la MagdalenaPuerta principal de la Iglesia de la Magdalena
Puerta manuelina de la Iglesia de la Magdalena
Otra puerta manuelina de la Iglesia de la Magdalena

La ornamentada iglesia requirió de un impuesto especial sobre el pescado, la carne y el aceite.
La Iglesia presenta almenas, gárgolas, pináculos y motivos marineros, muy emparentados con las obras del monasterio de los Jerónimos, por lo que se atribuyen al francés Nicolás de Chanterenne.

El interior del templo es más grande de lo que aparenta, tres grandes naves sostenidas por ocho columnas salomónicas crean un ambiente sensual y acogedor. Como en toda Olivenza, los azulejos son un motivo decorativo muy utilizado.

Los Pasos de Olivenza.

Un "paso" en las calles de Olivenza.

Un “paso” en las calles de Olivenza.

Los pasos son otra herencia portuguesa, esta del siglo XVII, son pequeños altares diseminados por la ciudad como parte de una Via Sacra, que el “Domingo de Pasos” (Domingo de Pasión) son recorridos por el Señor de los Pasos, un nazareno ubicado en la iglesia de Santa María Magdalena

Las casas consistoriales.

Este edificio es el icono de Olivenza gracias a su portada manuelina.

Aunque le llaman Palacio de los Duque de Cadaval, nunca fue tal cosa, sino Casa de Cámara, debido a que los Duques de Cadaval fueron alcaldes de Olivenza.

El edificio tenía varios escudos de Portugal que fueron borrados en 1845.

La imagen más famosa de Olivenza. casas Consistoriales

La imagen más famosa de Olivenza

Su famosa puerta manuelina es un ejemplo canónico de este estilo portugués, arco polilobulado, decoración profusa de tipo vegetal y esferas armilares alusivas a las conquistas marítimas de Portugal. En el centro destacan las armas de Portugal, y el escudo de Olivenza, todo ello rematado por una cruz.

Una bonita callejuela de Olivenza

Una bonita callejuela de Olivenza

Una última herencia portuguesa. El Bacalao.

Bacalao a la Dorada

Bacalao a la Dorada

El Bacalao es el plato nacional de Portugal, y en Olivenza podemos disfrutar de una excelente modalidad, el Bacalao a la Dorada, un exquisito revuelto.

olivenza y elvas fortalezas de frontera

Olivenza merece una visita.

Ruta entre Elvas y Olivenza

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario