El nuevo Museo de Málaga

2
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

El Museo de Málaga. Un museo largamente esperado.

La casa de la Aduana, un espléndido edificio para un gran museo

La casa de la Aduana, un espléndido edificio para un gran museo

El pasado 12 de diciembre de 2016 se inauguró el ansiado Museo de Málaga, largamente esperado desde que su antigua sede se convirtiera en Museo Picasso.

Si añadimos la sucursal del Centre Pompidou, la colección Carmen Thyssen y el Museo Ruso junto con otros espacios museísticos menores, se puede decir que la capital de la Costa del Sol se ha convertido en una auténtica milla del arte.

El patio porticado

El patio porticado

Un gran edificio para un gran museo.

El edificio que alberga las colecciones del Museo de Málaga es el neoclásico Palacio de la Aduana, proyectado en el siglo XVIII pero concluido en 1826. De inspiración italiana por su bello patio porticado, y otro guiño italianizante en sus muros almohadillados. Además posee una solemne escalera que comunica sus cuatro pisos.

Una solemne y regia escalera

Una solemne y regia escalera

Su primera función fue Aduana y esta le dió el nombre, luego fue fábrica de tabacos, más tarde comisaria franquista con dependencias habilitadas para tortura, interrogatorio y otros menesteres que fueran indicados por la ley de depuración de responsabilidades políticas, y finalmente subdelegación de gobierno.

Hoy tras más de ocho años de obras es un excelente museo, con un magnífico programa museográfico. Pues en el siglo XXI ya no solo cuenta el continente y contenido de un museo, sino la forma en que se “cuentan” sus colecciones.

Un programa museografico totalmente actualizado.

Un programa museografico totalmente actualizado.

Las colecciones del Museo de Málaga

Las colecciones del Museo de Málaga se dividen en dos grandes bloques, las colecciones arqueológicas, y las de bellas artes, ocupando la tercera y la segunda planta respectivamente. En total más de 2200 piezas expuestas.

La colección arqueológica solo es una pequeña parte de sus vastos fondos .

La colección arqueológica solo es una pequeña parte de sus vastos fondos.

museo-malaga-8

Información práctica.

Dirección:

Plaza de la Aduana s/n 29015 Málaga
Teléfono: 951911904-600160881
museomalaga.ccul@juntadeandalucia.es

Horarios
INVIERNO (16 de septiembre a 15 de junio).
Martes a sábado: de 9’00 a 20’00 horas.
Domingos y festivos de 9’00 a 15’00 h.
Lunes: cerrado

VERANO (16 de junio al 15 de septiembre)
Martes a domingo y festivos de apertura: de 9,00 a 15,00 horas.
Lunes: cerrado
Días de cierre; 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre.

Entrada
Ciudadanos de la UE acreditados: gratuita.
Otras nacionalidades: 1,50 euros.

El origen de las colecciones se fundamenta en los objetos arqueológicos reunidos por los marqueses de Casa Loring primordialmente materiales romanos. Y por otra parte las piezas de titularidad pública de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.

Intrducción: Estatuas de la colección Casa Loring

Introducción: Estatuas de la colección Casa Loring

Las colecciones arqueológicas son ampliamente incrementadas con importantes hallazgos arqueológicos de la provincia, desde el paleolítico hasta la presencia musulmana.

Por su parte las colecciones de bellas artes tienen algunas obras de maestros antiguos como Ribera y Murillo, pero el grueso se centra en la pintura de finales del siglo XIX que vivió una época dorada en Málaga, sobre todo con sus dos más destacados representantes, Antonio Muñoz Degrain y José Moreno Carbonero.

El inicio del recorrido en la segunda planta ofrece una breve introducción al origen de las colecciones y en concreto la figura de los marqueses de Casa Loring y su labor como coleccionistas. Nada mejor para ilustrarlo que las matronas de la abundancia, conjunto procedente de Cártama compuesto por grandes estatuas sedentes.

Las matronas de la abundancia.

Las matronas de la abundancia.

La colección arqueológica.

Tras estas figuras introductorias comienza el discurso museográfico de la prehistoria y antigüedad, así el viaje en el tiempo trascurre por las industrias líticas del Paleolítico, incluyendo restos de fauna y la mandibula de un Neanderthal. Se sucede el Neolítico, Calcolítico, Bronce, fenicios y vestigios de contactos con Grecia, como la tumba del guerrero encontrada en Málaga en el 2012, una cámara del siglo IV a.C. en muy buen estado y con un casco corintio.

Un casco de un guerrero corintio

Un casco de un guerrero corintio

El periodo romano y Al Andalus tiene abundantes piezas, sin olvidar unas cuantas del intermedio bizantino-gótico.

Una de las valiosas piezas del periodo musulmán

Una de las valiosas piezas del periodo musulmán

Destaca el gran mosaico de Cártama “El Nacimiento de Venus” y que se encontraba en unas termas. Fue descubierto por un vecino de esa localidad mientras realizaba unas reformas en su casa.

El mosaico del nacimiento de Venus

El mosaico del Nacimiento de Venus

La Colección de Bellas Artes.

Algunos cuadros de periodo anterior al barroco se exhiben en el inicio de este recorrido, a continuación destaca un Ribera y un Murillo.

Ribera en el Museo de Málaga

Ribera en el Museo de Málaga

Pero quien merece un puesto destacado es la imaginería andaluza, que en Málaga tiene a uno de los grandes en la figura de Pedro de Mena (1628-1688), granadino de nacimiento y malagueño de adopción, pues en esta ciudad vivió 30 años.

Dolorosa y Ecce Homa de Pedro de Mena

Dolorosa y Ecce Homa de Pedro de Mena

Su escultura es por completo religiosa, y capta el misticismo impuesto por el barroco. La Dolorosa y el Ecce Homo son arquetipos de esta escultura que tanto incita a la piedad y el sufrimiento predicado por el Concilio de Trento.

Influenciado por Pedro de Mena sobresale el malagueño Fernando Ortiz (1717-1771). De él se exhibe la Cabeza de San Juan de Dios, obra de exquisita factura técnica. La cabeza se talla por separado y luego se pega al cuerpo, el cual no ha llegado a nuestros días.

Cabeza de San Juan de Dios de Fernando Ortiz

Cabeza de San Juan de Dios de Fernando Ortiz

Tras los maestros antiguos llegamos a la interesante colección del siglo XIX. El academicismo, orientalismo, costumbrismo, e historicismo decimonónico tienen aquí una excelente representación. Tan solo mencionare algunos cuadros destacados, dentro de lo que es sin duda el punto fuerte de la colección de bellas artes.

Recreación de un estudio de pintor del siglo XIX

Recreación de un estudio de pintor del siglo XIX

El famoso retrato del politíco malagueño Cánovas del Castillo a cargo de Federico de Madrazo. Oligarca, y arquitecto de la Restauración, pergeño el “sistema de turno” que no es otra cosa que la manipulación de los resultados electorales basándose en el convencimiento de que el pueblo es imbécil. Su gran legado póstumo fue la guerra con Estados Unidos del 98.

Retrato de Canovas del Castillo

Retrato de Cánovas del Castillo

Antonio Muñoz Degrain, (1840-1924) tiene una nutrida representación dada la importancia de su figura en la escuela malagueña. En 1916 dono a la institución su colección de pintura que incluía firmas como Sorolla, Casas o primeras obras de juventud de Picasso.

Aunque no lo parezca, esta es la colina de la alcazaba malagueña y bajo esas tierras está el Teatro Romano

Aunque no lo parezca, esta es la colina de la alcazaba malagueña y bajo esas tierras está el Teatro Romano

El cuadro Ecos de Roncesvalles (1890) marca el abandono por parte del pintor de las formas academicistas, acercándose de lleno al simbolismo, donde no se desarrolla ninguna escena, simplemente hay ecos de los sucedido.

Ecos de Roncesvalles

Ecos de Roncesvalles

Los cuadros de Moreno Carbonero también son numerosos como Los gladiadores y Carmen de Triana, este pintor malagueño logro fama internacional y destaco en las altas esferas burguesas.

museo-malaga-22

Carmen la de Triana

José Nogales y Sevilla, junto con José Jiménez Aranda son otros pintores con obras destacables como el Milagro de Santa Casilda o La esclava en venta.

No obstante el cuadro más famoso del siglo XIX en el Museo de Málaga es la obra ¡… Y tenía corazón! de Enrique Simonet y Lombardo (1890) Representa a un médico forense observando el corazón de una joven (prostituta) durante la realización de la autopsia. Un cuadro de gran factura técnica en el escorzo y la iluminación.

Pues si, tenia corazón

Pues si, tenia corazón

El anterior cuadro dada su temática se enmarco en el llamado realismo social, a este género pertenece sin duda Vacunación de niños de Vicente Borrás Abellá. Al igual que el anterior representa una actividad médica pero cargada de mensaje social.

Junto a ella el Bebedor vasco de Joaquín Sorolla Bastida, este cuadro se cree que forma parte de algunos trabajos preparatorios de su monumental serie sobre las regiones de España realizada para la Hispanic Society, el pintor intenta captar la idiosincrasia de cada territorio a partir de sus habitantes.

Vacunación de niños y bebedor vasco

Vacunación de niños y bebedor vasco

Por ultimo en este recorrido decimonónico destacan los retratos de Anita Delgado a cargo del pintor hispano cubano Beltrán Masses, discípulo de Sorolla y pintor de la alta burguesía, gracias a lo cual conoció a la malagueña Anita Delgado, princesa de Kapurthala. No hace mucho popular gracias al libro La Pasión India que narra su historia.

La princesa malagueña de Kapurthala

La princesa malagueña de Kapurthala

La pintura del siglo XX reúne a pintores vanguardistas malagueños como José Moreno Villa, Manuel Barbadillo, Enrique Brinkmann y Eugenio Chicano. Sin olvidar algún Picasso y una acuarela de Franz Marc.

Una de las salas dedicadas a las vanguardias del siglo XX

Una de las salas dedicadas a las vanguardias del siglo XX

No término el post sin mencionar un último y curioso espacio, el almacén visitable donde se pueden observar innumerables objetos correctamente ordenados.

El almacén visitable.

El almacén visitable.

 

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

2 comentarios

Deja tu comentario