El Museo Ruso de Málaga. De los iconos al siglo XX.

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

El Museo Ruso de Málaga.

La historia de una nación a través de su pintura.

Tres días antes de la inauguración del Centre Pompidou, el 25 de Marzo de 2015 se inauguró otra de las apuestas museísticas de la capital de la Costa del Sol. El Museo Estatal Ruso de Málaga.

El origen

El Museo Estatal Ruso, fue inaugurado en 1895 por Nicolás II en San Petersburgo. Se trata de la mayor colección de arte ruso del mundo. Son más de 400.000 obras que abarcan todos los periodos, desde los iconos hasta las vanguardias.

El Museo Ruso de Málaga. De los iconos al siglo XX.

De los iconos a las vanguardias. ¿O la cabeza de Malevich, es otro icono? [San Nicolás el Taumaturgo con la Déesis y varios santos. Primera mitad del siglo XVI. Cabeza, Kazimir Malevich 1928]

 Una colección centrada únicamente en el arte nacional y que requiere de cuatro palacios para poder dar cabida a tan vastos fondos. El Palacio Mijailovski, el Palacio Strogánov, el Palacio de Mármol y el castillo de San Miguel. Palacios barrocos y neoclásicos de mediados del siglo XVIII y principios del XIX.

La sucursal malagueña.

El Museo Ruso de Málaga. El edificio Tabacalera.

El Museo Ruso de Málaga. El edificio Tabacalera.

Con tan enorme colección, ceder 100 obras es tarea fácil. Quizás por eso, la colección será renovada íntegramente con carácter anual.

El inmueble que alberga la sede malagueña es el edificio Tabacalera, una construcción de 1920 totalmente rehabilitada. El centro dispone de tienda, auditorio, tres salas de proyección, talleres infantiles y una sala de lectura con material de referencia.

El Museo Ruso de Málaga. Interior del edificio Tabacalera.

El Museo Ruso de Málaga. Interior del edificio Tabacalera.

Una programación que contendrá conferencias, proyecciones cinematográficas, charlas literarias, folklore y música clásica. Asi se completa una oferta encaminada al mayor conocimiento de la cultura rusa.

El recorrido por el arte ruso y su historia.

Los iconos son el primer contacto. Una Rusia aun no europeizada, bebe de fuentes orientales y bizantinas. Un arte profundamente espiritual, que tal vez no alcance la maestría de Bizancio en el siglo XV, pero que en Rusia adquirió caracteres propios.

Cristo Pantocrator. Ultimo cuarto del siglo XVII. La moda europea aun se resiste a imponerse.

Cristo Pantocrator. Ultimo cuarto del siglo XVII. La moda europea aun se resiste a imponerse.

Su aire medieval, su perspectiva invertida, y su iconografía tan alejada de las modas occidentales se ve bruscamente cortada al acceder a la siguiente sala.

La influencia europea.

De golpe y porrazo las corrientes europeas han entrado en Rusia como un torrente, y podemos ver un estilo plenamente reconocible a nuestra cultura, aunque no tengamos ni idea de quienes son los autores.

 Alexander Orlovsky. Autoretrato.

Alexander Orlovsky. Autoretrato. Finales de la decada de 1810 o principios de la de 1820.

A continuación llegamos a las salas más nutridas en cuanto a número de obras. Aquellas dedicadas al romanticismo y el realismo. Corrientes también importadas de Europa Occidental por la burguesía rusa, y la propia corte de los zares.

Vista de Odesa en una noche de Luna. Ivan Aivazovsky 1845

Vista de Odesa en una noche de Luna. Ivan Aivazovsky 1845

El romanticismo con sus ocasos y paisajes idealizados, se amolda a los cánones europeos impulsados por la academia de Bellas Artes de San Petersburgo.

El realismo y el historicismo.

El alto de los prisioneros. Valery Jacoby, Decada de 1860.

El alto de los prisioneros. Valery Jacoby, Decada de 1860.

Mucha más enjundia tiene el capítulo dedicado al realismo. Aquí tiene cabida el naturalismo, la vida cotidiana y la representación de las clase humildes, los presos, los soldados, los siervos.

Después de tanta influencia occidental el arte ruso comienza tomar su propia senda y a mostrar nuevamente rasgos propios. El desencanto se hace patente, la miseria y la pobreza aparecen descarnadas, las miradas tristes, un pueblo oprimido.

Todo parece que va conduciéndote cuadro a cuadro hacia un clímax que llegara a principios del siglo XX. La pintura nos desvela que el régimen de los zares esta empezando a inflarle los coj… al pueblo ruso.

El padre de familia ciego. Vasily Maximov. 1884

El padre de familia ciego. Vasily Maximov. 1884

Antes de pasar al otro mundo que se inicia en 1917 también hay ejemplos más academicistas de mano de la pintura de historia, como “La boda de Nicolás II y la gran duquesa Alejandra Fiódorovna”. Una pintura anclada en otro tiempo y que no sospechaba que la historia iba a empezarse a escribir desde cero a la vuelta de la esquina.

El ritual del beso de de Konstantín Makovski, es de los cuadros que más atracción concita por sus grandes dimensiones. (foto principal del post)

Las vanguardias.

Si antes de entrar al museo me hubieran preguntado. ¿dígame usted todos los pintores rusos que conoce? Solo habría podido decir tres. Kandinsky, Malevich y Chagall.

Pues bien aquí están representados los tres con un cuadro, dos en el caso de Malevich.

trio

Kandinsky “Composicion con borde blanco”, 1913. Chagall “Espejo”, 1915 Malevich “Un niño”, 1928

Junto a ellos, cuadros estéticamente vanguardistas pero con fuerte contenido político, y apuntando siempre hacia un modelo más figurativo que abstracto. Vaticinando así el futuro enfrentamiento estético del realismo soviético frente al expresionismo abstracto de los Estados Unidos. Un duelo que condenara en Rusia a los no figurativos desde 1932 y en Estados Unidos relegara a grandes pintores figurativos, como Edward Hopper.

Las vanguardias al servicio de la revolución. Bandejas con motivos alusivos al los valores socialistas.

Las vanguardias al servicio de la revolución. Bandejas con motivos alusivos al los valores socialistas.

El realismo soviético.

Desde 1920 se venía “invitando” a los pintores rusos a implicarse más en el socialismo. Los cuadros retratan, las fábricas, los obreros, el ejército, todo con un claro fin propagandístico.

Alexander Volkov. El día de las elecciones al Soviet Supremo de la URSS. 1949

Alexander Volkov. El día de las elecciones al Soviet Supremo de la URSS. 1949

A partir de 1932 la “invitación” de Josef Stanlin, proscribe cualquier pintura que no fuera realismo socialista. Los que no se avengan no podrán exponer, ni desarrollar su labor creativa. Hemos de suponer que esto es lo mínimo que les pasaría, y alguno que otro correría peor suerte, y terminaría pintando cuadros en zonas más frias.fabrica

El Deshielo.

La última sala está dedicada al periodo llamado el Deshielo. Este se inicia con la muerte de la bestia, en 1953. Es algo así como una proto-glasnost anterior a la de “Gorby”.

Sin abandonar el arte figurativo, los pinceles se relajan y se vuelvan más agiles para crear un discurso más fresco, aunque alejado de las corrientes del momento, fruto del aislamiento sufrido.

Alexander Bubnov. La mies.

Alexander Bubnov. La mies.

En resumen, un magnifico y sugerente museo, con cuadros de gran calidad. Pero sobretodo con un discurso histórico que emociona y que nos recuerda la pesada losa que forma la historia sobre el transcurrir de las sociedades.

Si quieres ver más fotos del Museo, pincha aqui.

El Museo Ruso de Málaga es una apuesta cultural enmarcada en una operación de imagen para toda una ciudad. Sin embargo huye del modelo Museo Vedette con pretensiones de convertirse en ícono. Aquí la estrella es indiscutiblemente el contenido.

Museo Ruso de Malaga.

Avenida Sor Teresa Prat, 15
Málaga-29003

Metro:  Princesa – Huelin
Autobuses:  líneas 3,15,16
Tren panorámico:  salida muelle uno
Bus turístico:  Línea 2.

Horario

16 de septiembre a 15 de junio, 9:30 a 20:00 h.
16 de junio a 15 de septiembre, 11:00 a 22:00 h.

Tarifa.
Colección: 6,00 € (general) 3,50 € (reducida)

Entrada reducida:
Mayores de 65 años
Estudiantes hasta 26 años
Familias numerosas.

Entrada gratuita:
Personas en desempleo
Menores de 18 años
Todo el público los domingos a partir de las 16:00

Info en
902 646 289
Lunes a viernes de 10:00h a 14:30h y 17:30h a 20:30h

Museo Ruso de Málaga.

Museo Ruso de Málaga.

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario