Que ver en el Museo Arqueológico de Estambul

1
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

El Museo Arqueológico de Estambul.

4000 años de civilizaciones superpuestas.

Desde un pequeño poema de amor, hasta el Sarcófago de Alejandro.

 El Museo Arqueológico de Estambul es sin duda uno de los grandes en su género, y una visita imprescindible para aquellos viajeros que se sientan atraídos por El Paso del Hombre. Especialmente en un país como Turquía que ha sido solar de tantas civilizaciones.

 Estas han ido diseminando los restos de su cultura por toda la geografía de Asia Menor, legando al país uno de los patrimonios arqueológicos más ricos, aunque también más expoliados.

Museo Arqueológico de Estambul

Antes de llegar al Museo Arqueológico de Estambul ya se aprecian restos del pasado por las aceras.

 Una de las particularidades de los lugares con patrimonios excesivos, es que hay más materiales que espacio para ubicarlos. Por eso según nos aproximemos al museo podremos ver restos arqueológicos acumulados en aceras, esquinas y pequeños solares donde comparten sitios con materiales de construcción o maquinarias modernas. Algo impensable en otros lugares con menos herencia material.

Que ver en el Museo Arqueologico de Estambul, sino tenemos todo el día.

Museo Arquelógico de Estambul Fachada

Museo Arquelógico de Estambul. Foto ; Javier Losa CC by 2.0

 Lo más habitual es acceder al Museo Arqueológico de Estambul desde Alemdar Cd, la calle que baja desde Sultanahmet hacia Eminönü. A unos 400 metros más abajo de Santa Sofia, se encuentra la entrada a los jardines del museo. O bien si se ha visitado el Palacio Topkapi se puede llegar al Museo desde el primer patio del mismo. (Cerca de Hagia Irene, y no requiere entrada al Topkapi).

Las colecciones del Museo Arqueológico de Estambul

 El edificio principal del Museo Arqueológico de Estambul, ademas de su gran sección de sarcófagos alberga en tres plantas colecciones del periodo bizantino, que denominan “Estambul a lo largo del tiempo”. Comparten espacio también  Anatolia y Troya mas culturas adyacentes a Turquía (Chipre, Siria y Palestina).

 Muy notable es sin duda la colección de escultura clásica que va de los tiempos de la Grecia Arcaica, hasta los del periodo romano, pasando por el mas puro clasicismo griego y el afectado estilo helenistico.

Escultura clásica en el Museo Arqueológico de Estambul.

Escultura clásica en el Museo Arqueológico de Estambul.

 Nominalmente existía un llamado museo de los niños donde la exhibición estaría presentada y enfocada a la gente menuda, pero al momento de mi visita, ni rastro del museo de los peques.

Museo Arqueológico de Estambul. Estatuas del periodo helenístico

Estatuas del periodo helenístico

 En edificios separados se encuentran el Museo de Arte Islamico y el Museo de las Antiguedades Orientales.

 En mi caso realice la visita después de ver el Palacio Topkapi por lo que ya llegaba algo cansado, esto sumado a la falta de tiempo para mi maratoniana jornada de aquel día, aconsejaba centrarme en algunos de los principales reclamos del museo, sin pretender una visión global.

Museo Arqueológico de Estambul. Busto de la poetisa safo de Mitelene

Busto de la poetisa safo de Mitelene

 A mi juicio dos colecciones destacan por su valor, la de sarcófagos, y el Museo de las Antiguedades Orientales, estas las visite con cierta calma. Además hice un paso fugaz por la excelente colección de estatuas clásicas, y el Kiosko de Mehmet II con sus azulejos de Iznik. Pretender abarcar mas en unas horas, es simplemente mirar pero no ver.

Museo Arqueológico de Estambul. Una Kore típica de la Grecia arcaica

Museo Arqueológico de Estambul. Una Kore típica de la Grecia arcaica

 Esta pretensión fue apoyada por el hecho de que muchas salas no estaban abiertas, pues el Museo Arqueologico de Estambul esta sometido a un amplio programa de restauración y ampliación. De hecho la foto de la fachada que podemos ver, no es mia dado que al momento de mi visita lucia andamios y telones.

 La colección de sarcófagos

 La colección de sarcófagos es uno de los puntos fuertes de la colección. Tal vez por que su gran tamaño dificultó el expolio por parte de las potencias europeas, que enviaban masivamente a sus “arqueólogo-ladrones” a los territorios del Imperio Otomano.

Museo Arquelógico de Estambul. Sarcófago Romano del Siglo II

Sarcófago Romano del Siglo II

 En el exterior podemos apreciar los llamados sarcofagos imperiales. Destacan los de Porfido (purpura) por ser de una roca ignea volcánica de dicha tonalidad, y que solo estaba al alcance de personas de alto rango como los emperadores. Son lisos y sin decoración, con la excepción en algun caso de un Cristograma en el frontón de la tapa.

 Estos sarcófagos provienen de la desaparecida iglesia de los Santos Apóstoles, donde yacían Constantino, Constancio y Teodosio. Posteriormente lo hicieron en otro mausoleo, Juliano, Joviano y Valentiniano. El más sencillo parece que pudiera ser el sarcófago de Juliano el apóstata aunque en estas cosas nada es probado. Para tranquilidad del enterrado, debo decir que su sarcófago no tiene Cristograma alguno.

Museo Arqueológico de Estambul. Sarcófago de Porfido que presumiblemente es el de Juliano el Apostata

Sarcófago de Porfido que presumiblemente es el de Juliano el Apostata

Junto a estos, hay otros sarcófagos romanos del siglo II expuestos en el exterior.

Museo Arquelógico de Estambul. Sarcófago Romano del Siglo II

Museo Arquelógico de Estambul. Sarcófago Romano del Siglo II

 El sarcófago de Alejandro y el sarcófago de las plañideras

 Una vez en el interior mi primera misión es llegar al sarcófago de Alejandro, aunque no pertenezca al macedonio. Se creia que era de Abdalónino, Rey de Sidón nombrado por Alejandro, pero lo cierto es que tampoco es de este, sino posterior. El sarcófago recrea la batalla de Issos donde Alejandro derrotaría a Darío III. Se encontró en Sidón en 1887 con otros cuatro sarcofagos que constituyen unas de las piezas más valiosas del museo.

Museo Arqueológico de Estambul. Detalle del sarcófago de Alejandro y los relieves de la batalla de Issos

Detalle del sarcófago de Alejandro y los relieves de la batalla de Issos

 Junto a él, el sarcófago de las plañideras. Menos barroco y abigarrado, no llama tanto la atención, pero una mirada detenida nos descubre unas delicadas figuras con gran naturalismo y expresividad.

Museo Arqueológico de Estambul.

Sarcófago de las Plañideras

Los sarcófagos de Sidamara

 Menos famoso pero mas espectacular es el Sarcófago de Sidamara, que se encuentra junto con otros provenienentes de Anatolia y con datación en el siglo III.

Museo Arqueológico de Estambul. Frontal del Sarcófago de Sidamara

Frontal del Sarcófago de Sidamara

 En el frontal se encuentra un poeta junto a una musa y tras él una chica con los atuendos de Artemisa, en los laterales hay escenas de caza que recuerdan al sarcófago de Alejandro. Otro de los sarcófagos de Konya aquí expuestos exhibe a unas plañideras.

Museo Arqueológico de Estambul. Escena de caza en un lateral del sarcófago de Sidamara

Escena de caza en un lateral del sarcófago de Sidamara

 En general hay una fuerte influencia de los sarcófagos de Sidón pero aquí se da mas importancia a la escultura que al entramado arquitectónico que las alberga, siendo esta más grandes y con tendencia a escaparse de su lugar.

Museo Arqueológico de Estambul. Otro de los impresionates sarcófagos de Sidamara

Otro de los impresionates sarcófagos de Sidamara

Muchos otros sarcófagos destacan y merecerían comentarios como el del mito de Hipólito y Fedra.

Museo Arqueológico de Estambul. Sarcófago de Hipólito y Fedra

Sarcófago de Hipólito y Fedra

El Kiosko de Mehmet II

  En lo que viene siendo el complejo de edificios que componen el Museo Arqueológico de Estambul existen otros dos cercanos al edificio principal, son el Tiled Kiosk, que en realidad es el edificio más antiguo pues se trata de un pabellon de recreo de 1472 construido por Mehmet II. Su carencia de influencias bizantinas lo convierte en uno de los mejores ejemplos de arquitectura otomana temprana.

Museo Arqueológico de Estambul.

El Tiled Kiosk contiene las colecciones de arte islamico predominando los objetos con azulejos de Iznik, además de la propia decoración del pabellón.

  Hoy el pabellon alberga una gran coleción de azulejos de Iznik (antigua Nicea), Çanakkale o Kütahya. Son los mismos azulejos que oímos mencionar cuando visitamos las grandes mezquitas imperiales. Se trata de una colección islamica de gran calidad.

 Pero seamos sinceros si llevamos muchas mezquitas vistas, o el mismo Palacio Topkapi, cuando visitemos este pabellón notaremos un cierto “deja vu”, que quizas provoque que esta sea la parte del Museo Arqueologico de Estambul que menos nos seduzca. A pesar de ello su magnifica puerta con el característico azul cobalto del azulejo de Iznik y sus motivos florales son uno de los mejores ejemplos de este estilo decorativo.

El Museo de las Antiguedades Orientales

  Mucho mas interesante en su contenido es el Museo de las Antiguedades Orientales, un edificio que alberga las colecciones de Egipto, Mesopotamia, Arabia pre-islamica y la Anatolia anterior a Grecia. Alberga ademas un archivo con 75.000 documentos cueniformes, es decir, una biblioteca de arcilla.

Egipcios y asirios en el Museo Arqueológico de Estambul.

Egipcios y asirios en el Museo Arqueológico de Estambul.

  Aqui encontraremos una sala de la arabia pre-islamica y otra de Egipto con momia incluida. En cuanto a Mesopotamia la representación es mucho mas numerosa, destacando por su antiguedad las rechonchas figuritas de bulbo sumerias.

Figuras sumerias en el Museo Arqueológico de Estambul.

Figuras sumerias en el Museo Arqueológico de Estambul.

 Aunque más espectacular es la colección asiria con sus tipicas estatuas de reyes barbudos como Salmanasar III, o los mosaicos de las puertas de Babilonia que debieron deslumbrar a cuantos los vieron al visitar la corte de Nabucodonosor.

Museo Arqueológico de Estambul. Fragmento de los mosaicos de las puertas de Babilonia.

Fragmento de los mosaicos de las puertas de Babilonia.

 Grandes piezas de animales y guerreros nos sumergen en la tercera y menos conocida de las civilizaciones preclasicas de Oriente Medio, la hitita.

Un poema de amor y un tratado de paz

 Pero de esta civilización encontramos en el museo de las antiguedades orienteles a su pieza mas destacada. El Tratado de Qadesh. Primer documento diplomatico entre dos potencias que conocemos. Se trata de un tratado de paz entre Egipto y el reino de Hatti formalizado por Ramses II y Hattusil III dieciseis años despues de la Batalla de Quadesh (1274 a.c.).

 El tratado se ocupa de aspectos como la definición de fronteras, la ayuda mutua en caso de agresión por tercero, o clusulas de extradición. En cualquier caso uno de los fetiches arqueologicos mas conocidos para los aficionados a esta disciplina.

Arqueología y marketing.

 Como suele ser habitual cuando nos remontamos a algun que otro milenio anterior a Cristo, no es dificil encontrar el tipico reclamo que dice “el primer ¿? de la historia”, “la primera vez que se ¿¿?? en la historia”, “el primer ¿? usado en la historia”, “la primera ¿? de la historia” etc. Arqueologia y marketing mano a mano. En este caso le toca a algo tan sugerente como el primer poema de amor de la historia.

Museo Arqueológico de Estambul. El primer poema de amor de la historia y el primer tratado de paz

El primer poema de amor de la historia y el primer tratado de paz

 Se trata de una pequeña tablilla sumeria encontrada en 1880 en Nippur (Irak) con masde 4000 años. La pieza estaba olvidada entre las 75.000 tablillas que atesora el Museo Arqueologico de Estambul, hasta que alguien decidio utilizarla para promocionar el día de los enamorados, convirtiendo a la tablilla de la noche a la mañana en una de las estrellas del Museo de Antiguedades Orientales.

 En la web del Museo Arqueologico de Estambul hay una transcripción completa al inglés, aqui dejo un fragmento traducido al castellano.

“Novio mí­o, próximo a mi corazón, grandiosa es tu belleza. Me has cautivado, déjame presentarme temblorosa ante ti. Novio mí­o, seré llevada al dormitorio. Novio mí­o, has obtenido placer de mí­. Cuéntale a mi madre, que te dará delicias; también a mi padre, que te dará obsequios.”

Un merecido descanso.

  Un museo como este deja pies y cabeza cansados por eso no vendría mal un refrigerio, y que mejor que la bonita cafeteria situada en los jardines del acceso al Museo Arqueológico de Estambul.  La misma se encuentra rodeada de restos arqueologicos, para sentirnos una especie de Doctor Jones, mientras tomamos un té al lado de una medusa como la de la Cisterna Basílica.

Cafetería del Museo Arqueológico de Estambul.

Cafetería del Museo Arqueológico de Estambul.

Dirección, horario y precio del Museo Arqueológico de Estambul

– Dirección: Palacio de Topkapi, Seraglio Point, Sultanahmet
– Horario: martes a domingo de 9 a 19h. lunes cerrado.
– Precio: 10 TL

 

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.