Manali. Trekking, templos y bazares en Himachal Pradesh

0

 Manali. Centro de trekking de Himachal Pradesh

Tras el placentero viaje de 9 horas llegamos a Manali, en el camino he hecho un escaneo rápido de la Rough Guide y el alojamiento seleccionado es el Roger Banon´s Guest House. Este sin duda, el que será el mejor Guest House de todo mi periplo por la India. Una habitación inmensa. A juego con un baño que es del tamaño de una habitación, un porche con hamacas, y todo ello en un apacible e intensamente verde jardín. Feliz conclusión de la jornada del 3 de Agosto.

Roger Banon Guest House

Roger Banon Guest House

Manali. Capital turística de Himachal Pradesh

 La ciudad de Manali es la capital turística de Himachal Pradesh, varios son los motivos. Lugar idóneo para gestionar todo tipo de excursiones, trekkings y deportes de aventuras, en un paisaje montañoso, de verdes y espesos pinares que conforman el llamado Valle de Kullu. También lugar de paso para iniciar la gran carretera del Himalaya en dirección a Leh (este es mi caso).

Manali, Himachal Pradesh.

Manali, Himachal Pradesh.

La ciudad no es muy bonita y ha crecido mucho a nivel urbanístico gracias a la abundante afluencia de un turismo nacional Indio que ha provocado este crecimiento. A pesar de ello el Old Manali en la parte alta y el vecino poblado de Vashisht mantienen bien preservado el ambiente rural.

Trekkings en el Himalaya

 Si el objetivo del visitante es el Trekking existen una gran cantidad de agencias que organizan Trekkings de diversa duración destacando entre ellos el paso de Rohtang, puerta de acceso al famoso valle de Spiti. Esta excursión se puede hacer en un día para observar el valle de Chenab, o en tres para disfrutar del valle de Lahaul al completo. Como buena parte de la ruta coincide con la gran travesía hacia Leh me extenderé más en la entrada dedicada a esta ruta.

 Esta opción es algo dura pero las vistas de los “seismiles” lo compensan. Igualmente conocida es la que va al paso de Chandrakani probablemente el más espectacular de los trekkings ofertados. Se requiere un mínimo de tres días y un guía, no solo porque conozca el camino sino también por el trato con la población local, no muy habituada al trato con los senderistas. Las ofertas para trekkings son muy numerosas e incluyen rafting y heliesquí.

Valle de Kullu. Poblado de Manala. RuckSackKruemel CC BY 2.0

Valle de Kullu. Poblado de Manala. RuckSackKruemel CC BY 2.0

Como solo dispongo de dos días y mi destino es ya de por si un trekking aunque motorizado, no contemplo las excursiones referidas sino disfrutar de dos tranquilos días en esta ciudad de montaña.

 Si alguien se encuentra en situación similar bien sea porque espera a poder partir hacia Leh o simplemente las caminatas por la montaña no son lo suyo Manali ofrece algunos otros alicientes.

El Templo Dunghri

 En el plano cultural el Templo Dunghri a 15 minutos del centro se encuentra en un precioso paraje rodeado de “deodars” es decir el llamado cedro del Himalaya. El santuario es totalmente de madera y de reducido tamaño siendo más bien su ubicación la que le proporciona una singular belleza. La deidad a la que se consagra es Hirma Devi, Irma Devi o Hadimba Devi, la “bella de las montañas”, esta es esposa de Bhima.

deodars

“Deodars” cerca del Templo Dunghri Manali

 Bhima es uno de los muchos protagonistas del Mahabharata.  Internarnos en el “follón” (con todo el respeto) de esta impresionante obra del siglo III antes de cristo sería un viaje alucinante que pocos occidentales no iniciados en el hinduismo han realizado, por lo que no puedo más que ilustrar al lector con aquello que he podido recopilar por Internet. Bhima el más fuerte de los hermanos Pandava se enamoró de Irma Devi hermana del demonio Tandi, asesinado por su futuro cuñado en una lucha cuerpo a cuerpo. Irma Devi es una reencarnación de Kali, muy adorada en tiempos de adversidad. En el meridional estado de Kerala es habitual que las danzas clásicas representen esta historia.

El Templo Hadimba en Dunghri. Manali

El Templo Hadimba en Dunghri. Manali

Cuando yo fui al templo no había mucha gente, hago referencia a este dato porque muchas guías advierten de que puedes encontrarte con un montón de puestos de souvenirs, paseos en yak, comida y bebida, etc. No fue mi caso, que pude disfrutar del templo con total tranquilidad.

  En su interior más que suelo hay varias piedras enormes que sirven como lugar de sacrificio para cabras y en el medio se encuentra una concavidad hacia la que corre la sangre de los sacrificios, la cual no es otra cosa que una huella de Vishnu quien entiendo que en algún momento inmemorial debió de darse un garbeillo por estas montañas.

 El Nuevo Manali y su Bazar

  Otro de los atractivos de Manali es aquello que se intuía en Simla, y aquí es completamente evidente. La influencia tibetana. Esta afecta al paisanaje presente en la ciudad, a sus mercadillos y a su cocina.

 En Manali otra de las actividades más usuales para los turistas son las compras, pues cuenta con un buen mercadillo y aquellos viajeros que no continúan hacia Ladakh tienen aqui su mejor oportunidad para adquirir objetos tibetanos, utensilios típicos de los monjes tibetanos, cuchillos gurkas, instrumentos de música, ruedas de oración etc.

the mall manali

Nuevo Manali. The Mall Calle principal del Nuevo Manali

  En mi opinión una excelente compra aunque no haga frio es un jersey de lana. Tienen diversas calidades fáciles de apreciar con el sentido del tacto, desde lanas bastante toscas y gruesas hasta algunas de una suavidad aterciopelada. Tanto unos como otros se venden a precios imbatibles, en el caso de los mejores difícilmente sería posible adquirirlos en España por doce o catorce veces su precio, por lo que estamos ante una autentica ganga.

  A lo largo de cualquier rincón de Manali se te acercaran niños susurrando “saffron, saffron” como si de una droga se tratara, y añaden “do you know how much it?” como aviso de lo caro del producto y lo barato de su oferta. No sé si será mejor que el azafrán de La Mancha pero la verdad es que en aquel momento no era una prioridad para mí adquirir azafrán, pero quien lo desee encontrara todo el que quiera.

Un puesto de frutas y verduras en Nuevo Manali

Un puesto de frutas y verduras en Nuevo Manali

 Con la visita al templo y el bazar de Manali transcurre la mañana a la que pongo fin con una abundante comida chino tibetana a precio no de risa, sino de carcajada.

 Old Manali

 A la tarde decido encaminarme a lo que para mí es la parte más atractiva de Manali, el Old Manali. Que a pesar de los guest house, restaurantes, bares y puestos de ropa, en sus zonas más altas conserva un genuino aire rural. Predomina la arquitectura de madera en el llamado estilo pahari y observando a las gentes de lugar y sus quehaceres diarios por muy sorprendente que parezca, aprecio grandes similitudes con lo que es la vida rural en los más recónditos valles de Asturias o Cantabria, el medio y la orografía crean indudables paralelismos al margen de que ropas, adornos y latitudes sean diferentes.

El bloguero en Manali. Arquitectura pahari

El bloguero en Manali. Arquitectura pahari

 La casualidad ha hecho que los italianos que conocí en el trayecto desde Simla se alojen en el bungalow contiguo al mío, por lo que al regreso a casa los encuentro y fijamos una hora para ir a cenar a Old Manali. El lugar seleccionado es el Tibet Kitchen,  y el plato a degustar el chicken sizzler, algo así como ensalada que viene en una plancha de hierro muy caliente y haciendo mucho ruido, pues se va cocinando ante tus ojos. It´s very noisy me decía una turista de la mesa de al lado.

Chickensizzler.

Chickensizzler. Chris Conway, Hilleary Osheroff CC BY-SA 2.0

 Concluida la cena me dirijo en compañía de mis dos colegas italianos a un café para tomar un té hasta más de las 12 de la noche, en Old Manali abundan cafés abiertos hasta tarde, comparten horario con algunos locales algo psicodélicos y de aspecto hippie, no en vano Manali es conocido por algunos como el Ko Samui del Norte, o la Goa del Himalaya por la abundancia de mochileros en busca del “buen rollito”, esta es una faceta de Manali que explore con algo más de “detenimiento” a mi regreso a Manali tras la estancia en Ladakh.

 Al día siguiente la jornada transcurre de forma similar, la localidad es menos grande de lo que aparenta y los rickshaw del nuevo al viejo Manali son baratos y abundantes.

Vashisht

 Muy cerca de Manali se encuentra Vashisht un pequeño pueblo a la ribera del rio, este es precisamente uno de los atractivos de la aldea. Su otro atractivo tal vez sea su menor exposición al turismo que lo convierte en un lugar más tranquilo y tradicional sin que por ello falte la oferta de alojamiento, restaurantes y venta de recuerdos.

salida manali

Llegando a Vashisht

 A pesar de todo creo que Old Manali mantiene la arquitectura rural más genuina y su emplazamiento supera al de Vashisht. De todos formas hay que ir con el tiempo muy escaso como para que no dé tiempo a visitar esta localidad. De hecho en esta jornada visite Vashisht por la mañana y regrese a la noche a cenar con mis vecinos italianos. Tras una sopa tibetana de verduras tuvimos tiempo de regresar andando a la luz de la Luna, tan solo hice una breve parada en un puesto de comestible para aprovisionarme de agua, algunas galletas y chucherías varias que me acompañen durante el gran viaje hacia Leh uno de los momentos cumbre de mi viaje y aun diría de cuantos viajes he hecho.

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados