Sevilla. Lo que te estas perdiendo si hace tiempo que no vas.

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

 La Lonja del Barranco y Metropol Parasol en Sevilla.

La Lonja del Barranco y Metropol Parasol en Sevilla junto con algunas novedades en la linea del tranvía son los últimos reclamos de una ciudad con mucha historia pero siempre cambiando. He estado en Sevilla aproximadamente en unas 40 ocasiones que no es poco pero hasta el pasado mes de Noviembre habían pasado más de cuatro años desde la última ocasión. Por tanto aquí quedan reflejadas las principales novedades que se han apreciado en la fisionomia de la ciudad-

Interior de la Lonja del Barranco en Sevilla

Interior de la Lonja del Barranco en Sevilla

El mercado gourmet de las naves o la Lonja del Barranco ha sido inaugurado el pasado 25 de noviembre de 2014, apadrinado por sus dos populares promotores, el periodista Carlos Herrera y el torero Francisco rivera.

 Sevilla se suma así a la corriente de mercados rehabilitados o espacios reconvertidos y orientados a ofertas gastronómicas de tipo gourmet con un claro objetivo turístico. El precursor de este concepto es indudablemente el mercado de la Boqueria en Barcelona, pero es el Mercado de San Miguel en Madrid el que parece que ha impuesto el modelo y propagado la fiebre por contar con este tipo de espacios.  Este nuevo mercado en Sevilla sigue el modelo de San Miguel, pues más que mercado es un centro culinario para degustar una amplia oferta de “Delicatessen”.

  El edifico Naves del Barranco es una antigua lonja de pescado, ubicada junto al puente de Triana (o de Isabel II).   Su construcción obedece a una petición de los pescadores de Ayamonte para disponer en Sevilla de una espacio de venta de pescado, empleando al gremio de los Mareantes como representante ante el Ayuntamiento de Sevilla.

Lonja del Barranco Sevilla

Las naves del Barranco

 Arquitectónicamente es un ejemplo de la construcción con hierro y cristal tan en boga en todo el mundo durante el último tercio del siglo XIX. La obra se adjudicó en 1876 y finalizó siete años después en 1883. Consta de cuatro naves abovedadas, sustentadas por columnas de hierro galvanizado, su superficie es de 700 metros cuadrados.

 Con motivo de la inauguración se ha especulado mucho sobre si su autor fue Gustavo Eiffel, y varios medios han asegurado que se trata de una obra suya. Parece ser que las pruebas que apuntan a que el arquitecto francés no tuvo nada que ver con el proyecto, son más plausibles que las contrarias.

 En cualquier caso el espacio invita a la degustación de sus manjares, como es lógico muchos de ellos son propios de la tierra, como por ejemplo la “salmoreteca” donde se puede disfrutar de una bandeja con casi una decena de variedades de salmorejo.

Salmoreteca en la Lonja del Barranco Sevilla

Bandejas de degustación de varios tipos de Salmorejo

 A juzgar por la afluencia de público, La lonja del barranco ha empezado con buen pie y es la última novedad en la capital hispalense.

Marisco en las naves del Barranco Sevilla

Marisco en las naves del Barranco Sevilla

Metropol Parasol Sevilla “Las setas”

  Sin embargo la más notable de las novedades sevillanas es la estructura arquitectónica conocida como Metropol Parasol, o más coloquialmente las Setas de la Encarnación. Este nuevo espacio fue inaugurado en el 2011 tras casi 6 años de obras con diferentes “retrasos” en parte debido al hallazgo de numerosos restos arqueológicos y por otro lado porque la compleja estructura era más viable en la pantalla de un ordenador que en las aceras de la Plaza de la Encarnación, donde pronto se apreciaron incapacidades técnicas que aconsejaron cambiar el uso del metal por el de la madera.

Mirador Metropol Parasol en Sevilla

Mirador Metropol Parasol en Sevilla

Quizás gracias a eso hoy Metropol Parasol es la estructura de madera más grande del mundo, con sus 26 metros de altura, ocupando un rectángulo de 150 por 70 metros. Una obra firmada por el arquitecto alemán Jürgen Mayer.

 La estructura cuenta con cuatro niveles, uno inferior que alberga el llamado Antiquarium. Este es un museo y centro de interpretación creado como consecuencia de los restos encontrados en la Plaza de la encarnación y que supone un magnífico ejemplo de puesta en valor de unos restos arqueológicos, perfectamente acompañado por medios didácticos y audiovisuales.

 La planta en el nivel de calle, alberga el mercado de la Encarnación, o plaza de abastos con sus puestos completamente renovados.

 La primera planta llamada Plaza Mayor es un gran espacio diáfano de 3500 metros cuadrados. Este espacio multifuncional acoge mercadillos, eventos, espectáculos etc. Un espacio abierto para el disfrute de todos los ciudadanos.

Un fabuloso mirador a la ciudad

Pero el plato fuerte es desde luego el mirador. Sobre la estructura de madera cubierta de resina (lo sé porque te lo cuentan, sino aparenta ser de hierro) se dispone un mirador en forma de pasarela que serpentea sobre la enorme superficie de las Setas.

Allí se encuentra GastroSol  un local que juega con la incomparable ventaja de poder degustar sus viandas mientras se contempla una magnifica vista de la ciudad.

Gastrosol en las Setas de la Encarnación. Sevilla

Un buen sitio para tomar algo

La pasarela permita ver Sevilla desde todos los ángulos, y varios paneles con fotografías ilustran respecto a la identidad de los edificios y monumentos significativos que se observan en este auténtico recorrido 360 grados por la ciudad.

 Un espacio vanguardista, casi futurista, rompedor y con clara vocación turística, pero que no rompe la armonía, ni el perfil de la ciudad. De hecho si nos vamos al más famoso mirador de Sevilla, es decir la Giralda y dirigimos nuestra mirada hacia las Setas podemos apreciar que el impacto visual no hace daño a los ojos.

vista alamillo

Desde la Giralda se aprecia que Las Setas de la Encarnación no alteran el perfil ni la armonía de la ciudad.

 Además desde el mirador de las setas se puede ver la Giralda, mientras que desde la Giralda no se puede ver la Giralda.

 Datos practicos

El mirador abre de todos los días de 10:30 am a 00.00 horas salvo Viernes y sábado que amplía el horario hasta la 1.00 am.

La entrada cuesta 3 € excepto para nacidos y residentes en Sevilla, menores de 12 años, personas de movilidad reducida y acompañante y grupos escolares de menores de 16 años.

La entrada se adquiere en la planta subterránea donde se encuentran los ascensores.

Mirador de Metropol Parasol en Sevilla

Otra perspectiva del Mirador de Metropol Parasol en Sevilla

 El Antiquarium abre de Martes a Sábado de 10h a 20h excepto los Domingos que cierra a las 14h. Entrada gratuita para estudiantes, pensionistas, discapacitados y nacidos o residentes en Sevilla. También se accede con la entrada del Alcázar de Sevilla en caso de que lo hayamos visitado previamente.

  La ampliación del tranvía y la supresión de las catenarias

 Más lejana en el tiempo es la inauguración del tranvía de Sevilla pues data de octubre del 2007, y ya pude contemplarla en el 2009, pero desde Abril del 2011 se ha ampliado desde la estación de Prado de san Sebastian, hasta san Bernardo ya en plena Universidad de Sevilla.

Tranvía en calle San Fernando de Sevilla

La calle San Fernando de Sevilla y su nuevo aspecto gracias al tranvía

 Otro pequeño detalle novedoso es que desde el 2011 se ha retirado al tranvía el hilo aéreo de contacto, que ocasionaba grandes gastos en Semana Santa pues se debía retirar para permitir el tránsito de los pasos procesionales. Se ha logrado mediante el uso de ultracondensadores que otorgan autonomía a los vehículos.

tranvía de Sevilla

Sin catenarias la iluminación navideña se coloca fácilmente.

 Seguro que hay muchas cosas más que confirman que no se puede estar cinco años sin pasar por Sevilla, una ciudad donde el paso del hombre se identifica desde hace más de dos mil años y aun sigue caminado.

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Comentarios cerrados