Jeepneys de Manila

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Un icono para un país. El Jeepney.

Los Jeepneys de Manila, pronunciado yipnis, y escrito dyip en tágalo, son taxis colectivos de la capital de Filipinas, aunque han colonizado todo el país y pueden verse en otros puntos de la geografía del archipiélago.

jeepney-11

El Jeepney es visible en cualquier lugar de Filipinas

Su origen son los enormes excedentes de jeeps norteamericanos tras la Segunda Guerra Mundial.

Los americanos pusieron el vehículo y los filipinos la decoración, en un ejercicio de tunning, que ya quisieran muchos, y que ha logrado algo muy productivo desde el punto de vista turístico. Situar un medio de transporte en la categoría de icono nacional, como si fuera un taxi o autobús londinense.

En este país asiático a falta de monjes budistas con túnicas naranjas, ponemos jeepneys.

jeepney-10

Junto a las direcciones son frecuentes los mensajes religiosos

Aunque supongo que pasara bastante tiempo hasta su desaparición, parece ser que el jeepney afronta grandes, amenazas. La falta de aire acondicionado dicen, cuando uno de sus mayores atractivos es que carecen de ventanas y van totalmente abiertos (yo como buen urbanita amante de las mega polis adoro el inconfundible aroma de los tubos de escape).

Por otra parte parece que el consumo de combustible de estos atractivos cacharros es equivalente al de un autobús de 54 plazas.

Otra amenaza es que al no fabricarse nuevos vehículos con la misma estetica, estos se sostienen con remiendos del pasado, al estilo de los vehículos americanos de La Habana. Pero el tiempo pasa y como las personas que se hacen liftings, todo tiene un limite.

jeepney-4

Otros usos; Autobus escolar

A pesar de ello se intenta salvar al jeepney mediante nuevos modelos basados en Toyota Cruiser o Hummer, pero no es lo mismo.

Usando los jeepneys en Manila.

Los jeepneys están llenos de carteles con nombres de zonas y distritos de Manila, debes encontrar tu destino y subir al vehículo. Una parada de jeepney se reconoce por los puntos donde veas una gran concentración de los mismos. Pero también es posible “asaltarlos” en medio de la calle y subir.

jeepney-7

Una presunta parada de Jeepneys en Manila

El criterio que rige para subir es idéntico para bajar, tocas el techo para avisar que te apeas, y bajas. Estés donde estés, es decir en medio de una calle de cuatro carriles, y parando el tráfico.

jeepney-8

Podemos tomar un Jeepney en cualquier lugar

Una vez en el interior comunicas tu lugar de destino, y como foráneo que eres, pides amablemente que te digan cuando has llegado al destino.

Le entregas al pasajero más cercano, o al conductor en su caso los 8 pesos (0,15€), y esperar de la misma forma recibir las vueltas si fuera necesario.

jeepney-6

Fresco, comodo y sencillo de usar

Ir a Manila y tomar un jeepney es una obligación, baratos, “frescos”, pintorescos, y cumples con el topicazo. Mejor que en Londres.

jeepney-2

Mas chulo que un 8. Jeepneys de Manila

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario