Comer barato en Estambul

0
Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Donde comer en Estambul. Y que sea barato.

Una ciudad tan turística como Estambul ofrece todo el abanico de posibilidades gastronómicas imaginables y por supuesto abarcando todos los presupuestos.

En este post hacemos un repaso a las opciones más habituales y baratas entre los turistas que visitan la capital del Bósforo.

Los puestos callejeros son ideales para comer barato.

Los puestos callejeros son ideales para comer barato.

Naturalmente existen todo tipo de ofertas internacionales, desde restaurantes japoneses y franceses hasta las más conocidas cadenas de fast food.

Pero nos ceñiremos a platos típicos turcos.

El pescado abunda en cualquier rincón de Estambul.

El pescado abunda en cualquier rincón de Estambul.

Restaurantes en Estambul.

Si el turista quiere y puede los restaurantes “top” se encuentran en la zona de Istiklal cadesi, Ortakoi, y zonas residenciales al oeste del Bósforo, además de los grandes hoteles de cinco estrellas.

En el resto de las zonas turísticas como Sultanahmet, Eminönü, Beyazit u otras menos frecuentadas como Eyup o Faith abundan las ofertas económicas y las orientadas al turismo.

Entre los restaurantes de las zonas más populares, existen unos con una clara vocación de “caza turistas”, son los típicos de Capadocia. Suelen tener una buena ambientación y sus cojines y alfombras invitan más a acostarse que sentarse.

Lo normal es que una mujer este en la entrada haciendo pan turco para dotar al restaurante de más tipismo.

Restaurante tipico de capadocia

Restaurante tipico de capadocia

Los restaurantes de este tipo no están mal aunque tienen una trampa. Entre los platos de su menú destacan dos o tres por las grandes fotos y sus carteles en la entrada. Son sobretodo el Testi Kebap, un plato muy fotogénico, y que consiste en un guiso en el interior de una vasija que se rompe despues de hacerlo arder, o el Hanedan izgara, algo así como parrilla imperial o de la dinastía, que también tiene su fogatita.

El problema viene en que mientras todos los platos son relativamente baratos y oscilan entre las 30 Liras turcas (menos de 10 €) en estos publicitados platos no aparece el precio por lo que el cliente pica pensando que tan solo costarán un poco más.  Pero terminan costando 130 Liras turcas (42€), aunque son para dos personas.

Pero bueno para eso somos turistas, y la experiencia en cualquier caso es agradable y satisfactoria. Nunca echo la culpa de estas triquiñuelas a los establecimientos turísticos, si tu picas, pues aprende para la próxima.

En el interior del restaurante Capadocia

En el interior del restaurante Capadocia

El Restaurante Capadocia y los carteles con sus platos estrella.

El Restaurante Capadocia y los carteles con sus platos estrella.

Testi Kebap

Testi Kebap

Hanedan izgaraHanedan izgara

Restaurante Capadocia.

Hudavendigar Caddesi 20, Estambul 34110, Turquía

Hanedan Izgara 130 Tl

Han Guve 42 Tl

Kasarli Gozleme (pan de queso) 13 Tl

3 Pepsis 18 Tl

Servicio 20 TL

Total 223 Tl (2 adultos dos niños) – 69,23 €

Los Mezzes y Kebap.

En los restaurantes estándar dos son los platos estrella, los mezzes y los kebab, la mejor de las alternativas para comer barato y a la vez comida del país..

Los primeros son algo así como entrantes. Existen multitud de ellos, suelen ser verduras frías, alcachofas, judías, berenjenas, o platos calientes con queso, calamares o mejillones. También existen mezzes no vegetarianos, que incluyen pescado, pollo o carne.

Estos restaurantes suelen en su mayoría vender kebap, que puedes degustarlo en la mesa o simplemente pedirlo para llevar.

Aunque en esto de los kebap ocurre lo mismo que con los perritos calientes de Nueva York, como los de la calle, ningunos.

Surtido de Mezzes en la zona de Sultanahmet

Surtido de Mezzes en la zona de Sultanahmet

Puesto callejero de Kebab, los más ricos.Puesto callejero de Kebab, los más ricos.

Precios orientativos de Mezzes y Kebap.

Baran Ottoman Kitchen Ishik Sokaji, Estambul, Turquía

2 platos de Mezzes y 2 refrescos – 62 Tl  (19,25€)

2 Kebap y dos cervezas Efes – 52 Tl. 13 tl por kebap y 13 Tl por cerveza. (16,14 €)

 

Mezzes. Solución perfecta para comer barato en Estambul.

Un mezze.

Comida callejera en Estambul.

Comer en la calle en Estambul es casi obligatorio, la oferta es enorme, el presupuesto imbatible y el producto excelente en función de su precio. Además de los consabidos Kebap, existen numerosas formas de bocadillos entre las cuales destacan las de pescado.

Puestos callejeros de bocadillos

Puestos callejeros de bocadillos

En el capítulo del pescado hay un punto que trasciende lo gastronómico, son los bocadillos de caballa del muelle de Eminönü.

Estos ya han adquirido la categoría de cliché turístico de la ciudad, las balanceantes barcazas despachan bocadillos de caballa a discreción, y algunos turistas se acercan a hacer fotos mientras otros además prueban las viandas.

El bocadillo de caballa como pude comprobar, incluye un punto de suerte. Pues en mi caso la caballa estaba aderezada con un regimiento de espinas que dificultaba bastante la degustación. Sin embargo uno de mis hijos disfruto de uno limpio e impoluto de tan incomodas inquilinas.

Alrededor del barco, te venden de forma ambulante la bebida, y junto al mismo hay rosquillas. Para mí lo más valioso de esta experiencia es sin duda, el incrustarte en medio de una de las costumbres de ocio más arraigadas entre la clase popular estambulita. Esto te hace sentir (aunque sea solo un poquito) durante un rato como un ciudadano de Estambul.

Los bocadillos de caballa cuestan 5 Tl (1,55€), es dificil comer más barato.

Eminönü, barcas para comer el bocata de caballa

Eminönü, barcas para comer el bocata de caballa

Bocata de caballla de Eminonu

Bocata de caballla de Eminonu

Rosquillas en Eminönü

Rosquillas en Eminönü

Los mejillones callejeros de Estambul.

Pueden ser en bocadillo, fritos con nueces machacadas, ajo y aceite, rellenos de piñones y pasas, o simplemente con limón, como los famosos mejillones de la zona de Istikla cadesi.

Estos son un clásico,

Mejillones con limón en Istiklal

Mejillones con limón en Istiklal

Mejillones con limón en Istiklal

Mejillones con limón en Istiklal

Tentempiés y comida para niños.

Cuando uno se da un atracón de monumentos, paseos, explicaciones y demás, lo de los tentempiés es como casi una obligación. Aquí van dos sugerencias. La primera ya la mencione en el post de Suleymaniye. Son las famosas alubias y arroz (muy recomendable si viajas en tiempo frio) de los puestos circundantes a la mezquita de Suleymaniye.

El plato de Alubias con arroz, un Kebap y dos tés, salió por 66 Tl. (20,50 €)

Alubias y arroz cerca de Suleymaniye

Alubias y arroz cerca de Suleymaniye

La otra opción es muy adecuada si queremos descansar de comida local y tomar algo más internacional pero sin perder un toque turco.

O como en mi caso si viajas con niños y buscas opciones atractivas para los peques.

Se trata de la pizza turca, cuya originalidad reside en que en lugar de ser redonda como un balón de futbol es como un balón de rugby, al margen de algún que otro ingrediente de origen local.

3 Pizzas, 1 refresco y Una cerveza Efes tamaño jarra, mas pan. 68 Tl. Es decir un poco más de 21€, ¿un buen precio, no?

Pzaa turca

Y de postre.

Aunque más bien podría considerarse un tentempié, por adquirirse en la calle, destacan las simit, rosquillas de pan con semillas de sésamo. Son las más normales, pero los carritos también venden pasteles de hojaldre rellenos de queso, y algunas variantes más dulces del simit.

Un simit cuesta 50 centimos de Euro.

Carrito con el pan turco "Simit"

Carrito con el pan turco “Simit”

Las pastelerías son muy abundantes, y aquellos que les guste lo dulce están de enhorabuena.

Estambul es la ciudad ideal para fomentar la adquisición de la diabetes. En mi caso, no soy muy “dulcista” por lo que no probé estas delicatesen, de todas formas, los pasteles de nueces miel y pistacho incrementan el nivel de azúcar en sangre solo con mirarlos.

Pasteles de nueces, miel y pistacho

Pasteles de nueces, miel y pistacho

Delicatesen turcas

Delicatesen turcas

El café turco.

Yo no soy de dulces, pero sí de café, y a mí el café turco me encanta, el café cuanto más negro y fuerte mejor, así que en Turquía he encontrado la horma de mi zapato.

El café se toma en los llamados Kahvehanes, estos suelen ser solo para hombres, pero en las zonas turísticas las foráneas pueden acceder.

Un lugar muy sugerente para tomar café es en la zona de Kahves del Gran Baazar, donde se pueden acompañar de contundentes y exquisitas tartas.

Los turcos piensan (quizás con razón) que los turistas no son capaces de tomar su café, por tanto debes especificar que deseas café turco, sino te traerán uno soluble.

Si este lleva poca azúcar es az, con más es orta, y con mucha cok.

Té y otras bebidas.

A pesar de la fama del café, la bebida más consumida es el, el más popular es el de manzana (elma), seguido de la tila (Ihlamur), rosas (kusburno) y menta (nane).

Los zumos de naranja también son inevitables, y casi todos los puestos de bocadillos incluyen zumos de naranja natural, hecho al momento.

Por último, a pesar de ser Turquía un país musulmán, la cerveza, el vino y otras bebidas como el raki circulan libremente, salvo en los Kahves, y algunos barrios como Eyup donde es menos común. La Efes es la marca nacional de cerveza.

 A modo orientativo, tomar un par de cafes y un postre deberia rondar los 5 € en un buen local, y menos de 3 € en uno más polpular

Café turco. Contundente.

Café turco. Contundente.

Té y pastel en el Gran Baazar

Té y pastel en el Gran Baazar

 

En resumen, lo normal salvo las lógicas excepciones, (cerveceros, excesivamente turístico, o restaurante de alto nivel) es comer barato.

Por unos 25 euros en un supuesto de dos adultos y dos niños menores de 5 años.

Si te gusta comparteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Sobre el autor

Salvador Gutiérrez Sánchez, Licenciado en Derecho, y aun preguntándose por qué. Como ya soy mayorcito ahora estoy a punto de graduarme en Geografía e Historia. Adoro viajar desde antes de tener uso de la razón, pues esta la adquirí hace poco. En este blog cuento mis viajes, mis experiencias, y especialmente los testimonios culturales y artísticos de los lugares por donde paso. Creo que un lugar se vive y se entiende mejor si conoces lo que antes sucedió. No pretendo entrar en grandes erudiciones, que o bien no poseo, o no son objeto de este blog. Solo quiero hablar de viajar, viajar y viajar, y de cuando en cuando con un puntito de acidez, e ironía.

Deja tu comentario